Chequeos médicos en hombres (I)

Células de cáncer de próstata
Células de cáncer de próstata FOTO: Dreamstime (nombre del dueño) Dreamstime

Los chequeos médicos, tanto generales como específicos, son fundamentales para cuidar la salud. Los hombres son más reacios que las mujeres a hacerse pruebas preventivas. Deberían hacerse revisiones periódicas, sobre todo a partir de los 50 años.

Cáncer de próstata: es el más frecuente y diagnosticado. El número de casos crece cada año por dos motivos: el aumento de la longevidad, y la aparición de nuevas pruebas diagnósticas que permiten detectar la enfermedad de forma mucho más temprana, como son la resonancia magnética multiparamétrica de próstata, la biopsia de fusión o nuevas pruebas genéticas. La prueba principal sigue siendo el antígeno prostático específico (PSA), un marcador en sangre cuyos valores elevados obligan a hacer un estudio en profundidad de la próstata. No es, sin embargo, un marcador específico del cáncer, ya que a medida que la próstata va creciendo se produce un aumento de la producción de PSA. Por tanto, hay próstatas benignas que tienen este indicador por encima de los límites normales y no se tiene cáncer.

El cáncer testicular: es infrecuente y se suele producir entre los 20 y los 54 años. La sociedad americana del cáncer recomienda que todos los hombres se autoevalúen y, ante la más mínima sospecha o la presencia de una masa o bulto en la zona, acudir al urólogo para hacerse una ecografía testicular y un análisis de sangre específicos.

Colonoscopia: el de colon es la segunda causa más frecuente de muerte por cáncer. Los hombres tienen un pequeño riesgo más elevado en comparación con las mujeres. La mayoría se desarrolla lentamente, por lo que la mejor forma de prevenirlo es mediante la realización de una colonoscopia a partir de los 50. Esta prueba detecta también los pólipos, que pueden ser extirpados durante el procedimiento.

Consúlteme en

www.doctorpeinado.com