Descubren que activar una proteína estimula la respuesta contra los tumores

Este hallazgo puede ser clave para los pacientes que no responden a la inmunoterapia, según un estudio publicado en “Cancer Discovery”

La inmunoterapia es una de las terapias más avanzadas contra el cáncer, pero no siempre funciona en todos los pacientes
La inmunoterapia es una de las terapias más avanzadas contra el cáncer, pero no siempre funciona en todos los pacientesLA JOLLA INSTITUTE FOR IMMUNOLOGY LA JOLLA INSTITUTE FOR IMMUNOLOG

Tras el golpe de la Covid-19, la lucha contra el cáncer se convierte en el gran reto al que se enfrenta la comunidad científica y cada vez hay más esperanzas puestas en el poder de la inmunoterapia frente a la enfermedad. Ahora investigadores del Karolinska Institutet en Suecia publican hoy nuevos hallazgos en la revista científica “Cancer Discovery” que muestran cómo la activación farmacológica de la proteína p53 estimula la respuesta inmune contra los tumores, unos resultados que resultan de gran calado para el desarrollo de nuevas terapias combinadas que darán acceso a la inmunoterapia a más pacientes con cáncer.

Tal y como explica el artículo científico, dada la capacidad para reaccionar al daño del ADN celular y el papel clave que se cree que desempeña en la prevención del crecimiento tumoral, la proteína p53 ha sido denominada “guardiana del genoma”. La mitad de todos los tumores tienen mutaciones en el gen que codifica la proteína y, en muchos otros tumores, la p53 es inhabilitada por otra proteína, denominada MDM2. Se sabe desde hace tiempo que p53 es capaz de silenciar ciertas secuencias en nuestro genoma llamadas retrovirus endógenos (es decir, elementos de ADN heredados evolutivamente de virus), evitando así la inestabilidad del genoma. Los investigadores ahora muestran que la proteína también puede activar estas secuencias en las células cancerosas, lo que lleva a una respuesta inmune antitumoral. “Este fue un descubrimiento asombroso. Cuando bloqueamos el supresor MDM2, p53 activó retrovirus endógenos que indujeron una respuesta antiviral y aumentaron la producción de interferones activadores inmunes”, dice la investigadora principal Galina Selivanova, profesora del Departamento de Microbiología, Biología Celular y Tumoral, del Instituto Karolinska.

En concreto, los resultados se obtuvieron cuando los investigadores bloquearon MDM2 en modelos de ratón utilizando una sustancia codificada como ALRN-6924 de Aileron Therapeutics. El aumento de la respuesta al interferón también se observó en muestras de tumores de dos pacientes que participaron en los ensayos clínicos de ALRN-6924 de la compañía. “Esto demuestra que hay sinergias que deben explotarse entre las sustancias que bloquean el MDM2 y las inmunoterapias modernas”, continúa la profesora Selivanova, quien hace hincapié en que “una combinación de estos puede ser particularmente importante para los pacientes que no responden a la inmunoterapia”.

¿Qué es la inmunoterapia?

La inmunoterapia, o inmuno-oncología se describe como una revolución en el tratamiento moderno del cáncer en la forma en que activa el sistema inmunológico del cuerpo para combatir las células cancerosas. Sin embargo, no funciona con todos los pacientes y la presencia de interferones podría ser un biomarcador de si la inmunoterapia resultará eficaz o no. “Si podemos aumentar el nivel de interferones, podemos aumentar las posibilidades de que la inmunoterapia tenga éxito”, aseguran los investigadores.

La profesora Selivanova es pionera en la investigación sobre cómo la p53 mutada puede reactivarse utilizando moléculas especiales, una de las cuales, APR-246, está siendo sometida a estudios clínicos bajo el nombre de Eprenetapopt. “Ahora queremos examinar si Eprenetapopt produce el mismo refuerzo de interferón y puede tener el mismo potencial para aumentar el acceso a la inmunoterapia en pacientes con formas graves de cáncer”, concluye.