Sociedad

Los pacientes hospitalizados con Covid-19 tienen un elevado nivel de estrés oxidativo, incluso los más jóvenes

Un nuevo estudio revela las consecuencias que provoca en el organismo la infección por coronovaris

Una enfermera de la UCI del Complejo Hospitalario de Navarra atiende a un paciente ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos
Una enfermera de la UCI del Complejo Hospitalario de Navarra atiende a un paciente ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos FOTO: Jesús Diges EFE

La explosión de contagios provocada por la irrupción de la nueva variante Ómicron en España ha demostrado ser menos virulenta con los pacientes, pero no por ello está exenta de riesgos, ya que a mayor número de infecciones, también se elevan las posibilidades de que más afectados acaben necesitando ingreso hospitalario. Y esa cuestión no resulta baladí, ya que investigadores del Baylor College of Medicine, en Estados Unidos, han demostrado que los niveles de estrés oxidativo y daño oxidante en los pacientes hospitalizados por Covid-19, incluso si son jóvenes, son «significativamente mayores», mientras que los niveles del antioxidante fisiológico más abundante en el organismo, denominado glutatión, resultan ser «notablemente reducidos».

«El hallazgo de que las personas más jóvenes con Covid-19 también tienen una deficiencia de glutatión y un elevado estrés oxidativo y daño oxidativo es realmente sorprendente, porque normalmente no vemos estos defectos en los grupos de edad más jóvenes», aseguran los investigadores. Así, este trabajo científico, publicado en la revista científica «Antioxidants», sugiere que la suplementación con GlyNAC, una combinación de precursores de glutatión que ha demostrado previamente reducir el estrés oxidativo y el daño oxidante y aumentar el glutatión, así como mejorar los indicadores de salud como la inflamación, podría ser beneficiosa para los pacientes de Covid-19.

La aparición de ese estrés oxidativo tiene conescuencias para la salud, ya que «el aumento de ese factor, junto a los niveles reducidos de glutatión, se asocia a una serie de afecciones, como el envejecimiento, la diabetes, la infección por VIH, los trastornos neurodegenerativos, los trastornos cardiovasculares, las enfermedades neurometabólicas y la obesidad, entre otras patologías», advierte el doctor Rajagopal Sekhar, profesor asociado de medicina en la sección de Endocrinología, diabetes y metabolismo de Baylor.

Bajo esta premisa, los investigadores han podido comprobar que «la Covid-19 también podría estar afectando al estrés oxidativo y al glutatión, y en este estudio lo confirmamos en adultos hospitalizados con coronavirus. Descubrimos que estos defectos se producen en todos los grupos de edad de los adultos, incluidos los jóvenes, y que empeoran con el aumento de la edad», detallan los autores.

En concreto, el grupo de investigación analizó el caso de 60 participantes (25 mujeres y 35 hombres con un rango de edad de 21 a 85 años), que habían sido ingresados en el hospital por un diagnóstico de Covid-19. El equipo midió los niveles de estrés oxidativo, daño oxidativo y glutatión en las muestras de sangre de los pacientes y las comparó con las de individuos sanos. Así, los investigadores organizaron las muestras en tres grupos diferentes, según la edad de los pacientes con Covid-19: el grupo de 21 a 40 años, el de 41 a 60 y el de 61 y más.

En trabajos anteriores, el grupo de Sekhar había demostrado que, en los adultos sanos, los niveles de estrés oxidativo, daño oxidativo y glutatión permanecen estables hasta que las personas entran en la década de los 60, cuando el estrés oxidativo y el daño oxidativo comienzan a aumentar y el glutatión a disminuir, pero la aparición de la infección por Covid-19 cambia este patrón. «Nos sorprendió ver que los pacientes con Covid-19 en los grupos de 21 a 40 años y de 41 a 60 años tenían mucho menos glutatión y más estrés oxidativo que los grupos de edad correspondientes sin Covid-19», advierte Sekhar, quien argumenta que «sabíamos que las personas sanas sin Covid-19 por encima de los 60 años tienden a ser deficientes en glutatión y a tener un elevado estrés oxidativo. Sin embargo, cuando el grupo de edad de más de 60 años tuvo Covid-19, sus niveles de glutatión eran mucho más bajos y el estrés oxidativo mucho más elevado que los de una edad similar pero sin Covid-19».

¿Qué es el estrés oxidativo?

El estrés oxidativo es el resultado de la acumulación de radicales libres, moléculas altamente reactivas que pueden dañar las células, las membranas, los lípidos, las proteínas y el ADN. Las células del cuerpo fabrican glutatión para protegerse del estrés oxidativo. Cuando las células no logran neutralizar los radicales libres, pueden producirse daños celulares perjudiciales que pueden afectar a muchos procesos fisiológicos.

Y su aparición en el organismo resulta muy dañina, ya que, tal y como aseguran los investigadores, «nuestros trabajos anteriores han demostrado que el aumento de los niveles de estrés oxidativo y de glutatión reducido no solo está presente en las personas mayores, sino también en las personas con VIH, una infección viral, y en los pacientes con diabetes. También descubrimos que la administración de suplementos de GlyNAC, una combinación de precursores del glutatión, mejoraba estos defectos en todas estas poblaciones», recuerda Sekhar.

Por todo ello, basándonos en los hallazgos anteriores sobre los efectos de la suplementación con GlyNAC en otras poblaciones y en el descubrimiento actual de que las personas hospitalizadas con Covid-19 presentaban una deficiencia de glutatión y un mayor estrés oxidativo, los investigadores ponen sobre la mesa si la suplementación con GlyNAC podría combatir también estos defectos en la Covid-19 y ser potencialmente valiosa para ayudar al organismo a combatir esta grave infección.