Cargando...

Primer caso del verano

¿Qué es el virus del Nilo? La enfermedad que ha provocado la muerte de una mujer en Sevilla

Ha sido la primera víctima mortal del verano por esta infección vírica que será cada vez más común en España ante el aumento de las temperaturas

En Resumen
Mosquito Culex, portador del virus del Nilo Canva

Una mujer de 71 años, vecina de Dos Hermanas (Sevilla) se ha convertido en la primera víctima mortal del virus del Nilo en España en lo que va de verano. La fallecida presentaba patologías previas, según ha informado la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, y llevaba hospitalizada desde el 5 de julio, cuando se confirmó su infección. Hubo un segundo afectado, un hombre de 72 años, que ha sido dado de alta tras superar la infección. Se espera que el de estos vecinos no sea el único caso detectado en humanos este verano y se prevé que las patologías que transmiten los mosquitos sean cada vez más comunes en nuestro país.

¿Por qué y dónde hay virus del Nilo en España? Teniendo en cuenta que una de las causas que impulsan el incremento de casos de esta fiebre es el aumento gradual de las temperaturas, la Península Ibérica se está convirtiendo en una zona cada vez más propicia para la expansión de aves infectadas y de mosquitos con el virus, que migran desde el continente africano al sur de Europa. Esto convierte a Andalucía en la «zona caliente» de infección. En esta región se han concentrado la mayoría de casos diagnosticados en suelo español —más de 100 en los últimos años—, aunque también es vulnerable el área del Delta del Ebro hasta Cataluña.

Qué es el virus del Nilo, síntomas

La infección por el virus del Nilo Occidental es una zoonosis, un patógeno que 'salta' de los animales a los humanos, transmitido por mosquitos del género Culex. El virus se mantiene activo a través de ciclo de transmisión mosquito-ave-mosquito. Esto significa que se considera a las aves como el reservorio de la enfermedad, es decir, son el organismo que mantiene el virus vivo, aunque no padezcan los síntomas de la enfermedad que provocan.

Cuando un mosquito infectado pica a un ser humano o a un mamífero (caballos, especialmente) puede trasmitirles el virus. No obstante, tanto los seres humanos y los équidos se consideran huéspedes finales del virus por lo que no transmiten la enfermedad, pero sí que la padecen, según indica el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España. Puede provocar una enfermedad febril o neurológica grave, como meningitis o encefalitis y resultar potencialmente en la muerte de la persona.

Los ancianos y las personas inmunocomprometidas corren un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad del virus del Nilo. No obstante, este virus solo provoca la muerte en un 0,1% de las personas infectadas, inflamación en las meninges y el cerebro (meningoencefalitis) en un 1% y fiebre controlable en un 20%, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En cuanto a los síntomas que produce el virus del Nilo, cabe destacar que el 80% de los pacientes no desarrolla ninguno. En el otro 20% de los casos, el signo más común es la fiebre. Pueden estar acompañada por otros síntomas como dolor de cabeza, dolores corporales, dolores articulares, vómitos, diarrea o erupción cutánea. La mayoría de las personas con enfermedad febril debida al virus del Nilo Occidental se recuperan completamente, pero la fatiga y la debilidad pueden durar semanas o meses.

Los síntomas más graves de la fiebre del Nilo se dan en pocas personas, afectando a su sistema nervioso central. En este caso, incluyen fiebre alta, dolor de cabeza, rigidez de cuello, desorientación, coma, temblores, convulsiones, debilidad muscular, pérdida de visión, entumecimiento y parálisis. La recuperación de una enfermedad grave puede llevar varias semanas o meses. Algunos efectos pueden ser permanentes. Una de cada 10 personas que desarrollan la enfermedad grave que afecta al sistema nervioso central muere.

Cómo evitar el contagio del virus del Nilo

La Consejería de Salud insiste en la necesidad de que la población mantenga las medidas preventivas para evitar picaduras de mosquitos en las horas de mayor actividad de las especies que trasmiten la fiebre. Por lo general, son más activas en las horas cercanas al amanecer y después del atardecer, en ambientes húmedos y calurosos.

Otras medidas preventivas pasan por vestir ropa clara y que cubra la piel, usar repelentes cutáneos y ambientales, así como mosquiteras en las puertas y ventanas. También se aconseja evitar acumular agua en jardines (charcos) y macetas, que atrae a estos insectos.

Ante cualquier sospecha o ante la detección de un mosquito invasor que puede provocar fiebre del Nilo u otras enfermedades como el dengue, se debe alertar a las autoridades competentes. Te puede interesar: Cómo distinguir las especies peligrosas de mosquitos y qué hacer si nos pican