MENÚ
martes 15 octubre 2019
11:52
Actualizado

10 errores habituales cuando queremos perder los kilos del verano y 5 claves para lograrlo

Tras el verano, las prisas por volver a nuestro peso ideal puede llevarnos a cometer errores como eliminar los hidratos o hacer solo cardio

  • Bajar de peso tras los excesos veraniegos
    Bajar de peso tras los excesos veraniegos /

    Archivo

Tiempo de lectura 4 min.

16 de septiembre de 2019. 11:07h

Comentada
I. Trujillo 16/9/2019

ETIQUETAS

El verano se acabó y toca volver a la rutina y "limpiarse" de los excesos veraniegos. A la depresión "postvacacional" suele unirse el estrés por querer perder rápidamente los kilos que nos hemos traído del chiringuito. Estas prisas por volver a nuestro peso ideal puede llevarnos a cometer errores que no nos ayudarám nada a lograr nuestro propósito.

Estos son los 10 errores más comunes que no debes cometer si quieres adelgazar:

1. Saltarse comidas. Lo ideal es realizar 5 ingestas diarias. Desayuno, comida y cena, más dos tentempiés a media mañana y por la tarde. Entre una ingesta y otra deberían trascurrir al menos 2 horas para que no se solapen.

2. Comer siempre "de régimen". Una de las causas principales del abandono de las dietas es su monotonía. Una vez a la semana, come lo que quieras.

3. Eliminar los hidratos de carbono. Si has eliminado los carbohidratos de tu dieta porque has oído que “la pasta engorda” debes saber que estás equivocado/a. Los hidratos de carbono no engordan, de hecho tienen un papel importante en una dieta para perder peso gracias a su efecto saciante. El problema es cuando consumimos carbohidratos que no son de buena calidad, los mezclamos con salsas hipercalóricas y llenamos más de la cuenta nuestro plato.

4. Seguir bebiendo alcohol. Todas las bebidas alcohólicas engordan, ya que el alcohol aporta 7 kcal/g , más que los hidratos de carbono o las proteínas. Una copa de whisky o ron aporta unas 350 kcal. En el caso de las bebidas fermentadas (cerveza, sidra o vino), el aporte calórico puede ser menor... beber una copa de vino o de cerveza en las comidas puede ser una buena costumbre, pero totalmente prescindible si se quiere perder peso.

5. Determinar mal el peso ideal. Hay que fijarse objetivos realistas, y no pretender alcanzar el peso que teníamos con 18 años.

6. Usar pastillas para adelgazar. Usar fármacos para perder peso solo está justificado en casos extremos y tiene graves efectos secundarios.

7. Fiarse de productos adelgazantes o dietas milagrosas. Hoy por hoy no existe ningún método que nos permita adelgazar sin esfuerzo y en tiempo récord. Algunos compuestos que parecen tener efecto en el metabolismo de las grasas o azúcares, pero no hay suficiente evidencia científica. Por lo tanto, hasta que se descubra la cura milagrosa, lo mejor para perder peso es comer menos y hacer más ejercicio.

8. Reducir demasiado la ingesta de calorías. Otro de los errores muy comunes cuando se desea adelgazar es reducir las calorías diarias eliminando algunas comidas (hay quien substituye la cena por un yogurt o quien directamente no desayuna), siendo algo que no vas a poder aguantar durante mucho tiempo. Las consecuencias de esta práctica es que no estás aportando a tu cuerpo los nutrientes necesarios, por lo tanto estarás falto de energía y perderás tono muscular. También tendrás más ataques de hambre y acabarás cayendo en la tentación de comer cualquier snack no saludable. En conclusión, este no es el camino para bajar de peso.

9. No hidratarse. Existe la creencia de que el agua engorda, ya que fomentaría la retención de líquidos. En realidad, ocurre lo contrario. El líquido vital facilita la digestión y la correcta asimilación de todos los alimentos. Además de incidir en el aumento del metabolismo.

10. Ejercitarse solo con cardio. Si el objetivo es quemar el exceso de grasas acumulada entre los tejidos musculares, no basta solo entrenar con rutinas cardiovasculares. Trotar o correr, montar bicicleta y patinar, son actividades muy positivas para el organismo en general y para quitarse los kilos extras en particular. Pero también son necesarios ejercicios destinados a hacer crecer la resistencia. Esta combinación conseguirá que el número de calorías que se consuman en cada sesión de trabajo sea mucho mayor.

LOS CONSEJOS QUE DEBES SEGUIR

Ahora que ya conoces lo errores que no debes cometer, te damos cinco claves con las que seguro que logras tu objetivo. Son trucos sencillos que le darán un impulso a tu pérdida de peso y bajarás de medio a un kilo por semana adicional. ¿A qué esperas?:

1. Desayunar mucho. Consumir entre 15 y 20 gramos de proteína en el desayuno, ya sea a través de huevos, un batido de proteínas, judías o yogur natural. Estos elementos no solo ayudarán a poner en marcha la tasa metabólica del día, sino que también te mantendrán lleno durante tres o cuatro horas.

2. Bebe té verde después de comer

Según la nutricionista, el té verde es un complemento perfecto para la dieta, ya que puede ayudar a acelerar el metabolismo y evitar que consumas calorías líquidas extra, independientemente de si provienen del vino, zumo, café o de un batido. Cambia el café, el alcohol o el zumo por agua o té de hierbas y probablemente notarás una gran diferencia y muy rápida.

3. Muchas verduras en el almuerzo y la cena.

Debes incluir verduras y/o ensalada en cada comida, ya sea a través de champiñones o tomates en la tortilla de la mañana, de una ensalada grande en el almuerzo y a través de sopa de verduras en la cena. Incluir "verde" en las ingestas te mantendrá tan satisfecho que hará que comas menos de los otros alimentos más calóricos.

4. No te fíes sin más de las versiones "light" de muchos productos. Algunos alimentos light, aun teniendo un 30% menos que el original, siguen teniendo muchas calorías.

5. Haz más ejercicio y deporte.

Últimas noticias