Estas son las ciudades más enigmáticas y desconocidas del mundo

Desde la ciudad “bañada” en oro hasta la conocida como ciudad del fin del mundo, Chernobyl, vamos a conocer algunas de las más misteriosas

Cartago
CartagoLucyLa Razón

Hay ciudades que son conocidas por todos. Hablamos de París, Londres, Barcelona, New York o Tokyo, entre otras. Centros del turismo internacional por la gran cantidad de opciones que ofrecen: cultura, historia, gastronomía, paisajes, etc.

Pero, hoy no vamos a hablar de estos lugares. No, vamos a conocer algunas de las ciudades más desconocidas y misteriosas que ha habido en el tiempo. Muchas de ellas posiblemente no le sonaran a la mayoría, pero esconden tras de sí una gran historia.

El dorado o la ciudad bañada en oro

La leyenda sobre esta ciudad repleta de este material tan codiciado se remonta al siglo XVI, cuando apenas se había descubierto América. Entre los exploradores de la época comenzó a circular un rumor que hablaba sobre una ciudad donde el oro ocupaba hasta el último palmo de tierra.

Cabe decir que hasta el día de hoy no hay pruebas que certifiquen realmente su existencia, aunque esto no ha impedido a los más aventureros lanzarse en su busca. Las primeras investigaciones situaron la ciudad en Honduras y Colombia, pero recientemente imágenes satelitales sitúan “El Dorado” en una selva prácticamente inaccesible en el estado de Mato Grosso, Brasil.

Una información que se ve apoyada por los escritos de un explorador portugués de 1753. En ellos, el portugués afirmaba haber encontrado una ciudad amurallada en las profundidades de la selva amazónica, que “recuerda” mucho a la antigua Grecia.

Con todo esto, se decidió poner en marcha una excavación que todavía no ha comenzado. Se trata de una investigación compleja, no solo por el terreno, sino también por las tribus caníbales que habitan la zona. A ellos se les responsabiliza de la muerte del explorador Sir Percy Fawcett y su equipo en 1925.

Isla de Hashima
Isla de HashimaArchivo

Isla de Hashima, Japón

Esta isla de aspecto fantasmagórico, ahora vacía, fue en su momento una de las más pobladas del mundo. Se encuentra a pocos kilómetros del puerto de Nagasaki y se caracteriza por la gran fortaleza de hormigón que rodea toda la isla con la intención de protegerla frente al fuerte oleaje que hay en la zona.

En Hashima vivieron y trabajaron unas 5.000 personas durante la primera mitad del siglo XX, hasta 1974. Durante esos años la isla llegó a contar con hospitales, escuelas, tiendas y diversos centros de ocio, para tratar de hacer más amena la estadía de sus trabajadores.

Fue desarrollada por la corporación Mitsubishi para aprovechar una mina de carbón submarina que se encuentra debajo. La llegada del petroleo como principal fuente de combustible supuso dejar atrás el carbón y, con ello, el abandono de los edificios en los que se desarrollaba la vida en esta isla. Así, quedó con un aire lúgubre y grisáceo que ha otorgado a Hashima el nombre de isla fantasma.

La UNESCO la declaró Patrimonio de la Humanidad en 2015 y cada día recibe la visita de decenas de turistas. No obstante, el turismo está limitado a una horay solo en tres áreas de observación alejadas de las viviendas en las que se alojaban los mineros. Por su parte, solo cuatro empresas están autorizadas para entrar en la zona, por lo que resulta algo tedioso poder ir.

Como dato curioso está que James Bond: Skyfall del 2012 fue rodada en el lugar.

Plano aéreo de la Gran Zimbabue
Plano aéreo de la Gran ZimbabueGoogle

La Gran Zimbabwe

En la Edad Media, Europa se encontraba continuamente en guerras, enfermedades y hambre que hacían del “Viejo Continente” un lugar poco recomendado. Al mismo tiempo, y aunque cueste creerlo hoy en día, el extremo sur de África era todo lo contrario. Allí, existió un reino rico y moderno, experto en la metalurgia y coronado por grandes edificaciones. Destaca, por ejemplo, el palacio real, levantado con piedras y sin cemento. De hecho, según el arqueólogo Peter Garlake la arquitectura que mostraba la ciudad no tiene una comparación igual ni en Egipto ni en todo el mundo.

Hablamos de la Gran Zimbabwe, lugar donde llegaron a vivir hasta 20.000 personas, y que se extendió hasta Mozambique. Sus impresionantes reservas de oro hicieron de este territorio uno de los más prósperos del mundo. Sería la llegada de misioneros portugueses hacia el siglo XVI, los enfrentamientos internos y la sobrepoblación los motivos que acabarían por derrumbar al reino.

Chan Chan
Chan ChanGoogle

Chan Chan, Perú

Hace seiscientos años, Chan Chan era la ciudad más grande de América. Situada al norte del país andino, a cinco kilómetros de Trujillo, la metrópoli fue la capital de la civilización Chimú, que duró entre el 850 d.C. hasta el año 1470. Ese año los incas vencieron al rey Minchancaman, conquistaron el reino y dividieron el territorio.

Chan Chan fue construida en adobe, la más grande de América, y estaba integrada por diez pequeñas ciudades amuralladas. Solo había una entrada, facilitando así el control de los que ingresaban y salían. La organización de Chan Chan refleja que existió una fuerte estratificación, es decir, las familias ocupaban un lugar u otro dentro de la ciudad en función de su clase social.

Hoy por hoy los restos están desapareciendo debido a las fuertes lluvias, consecuencia del cambio climático.

Los 47.000 habitantes de Pripyat fueron evacuados después de la explosión del 26 de abril de 1986
Los 47.000 habitantes de Pripyat fueron evacuados después de la explosión del 26 de abril de 1986

Pripyat: Ucrania

Seguramente la ciudad más conocida de la lista, básicamente porque es el destino de moda entre los que quieren conocer algo más que las clásicas y repetidas ciudades de turisteo. Además, hace un año se estrenó la serie “Chernobyl” que batió records de audiencia y que hizo más famoso este lugar.

Situada en Ucrania fue antaño el lugar donde residían los científicos y trabajadores de la central de Chernobyl, junto a sus familias. Antes del incidente de 1986, la ciudad llegó a albergar a 50.000 personas. En ella había escuelas, hospitales y todo lo que puedes esperar de una ciudad cualquiera.

Pero llegó 1986 y, con ello, el accidente de Chernobyl, el accidente nuclear más grande la historia. En apenas unos días, Pripyat fue desalojada al completo, dejando atrás una ciudad fantasma. Muchas de las familias no tuvieron tiempo ni de recoger sus objetos más personales. De la noche a la mañana, el tiempo se detuvo.

Ahora solo quedan edificaciones comidas por la naturaleza y objetos de la época que no pudieron ser recogidos. Los animales campan a sus anchas y el paso está prohibido a no ser que vayas con una agencia de viajes autorizada. En cualquier caso, la radiación sigue en el aire y no se irá en los próximos 40.000 años, por lo que si se viaja al lugar debe hacerse con precaución.

La ciudad de Merv
La ciudad de MervArchivo

Merv: Turkmenistán

Un virrey indio escribió sobre estas ruinas en 1881, "la grandeza de sus muros, torres, murallas y cúpulas, que se extienden en una desconcertante confusión hasta el horizonte, nos recuerda que estamos en el centro de la grandeza pasada.

Fue en su momento una de las ciudades más grandes del mundo, aunque destruida en 1221 por el hijo de Genghis Khan durante una batalla gigantesca en la que murieron casi un millón de personas. Pese a esto, el lugar resistió y hoy en día se pueden ver todavía las ruinas.