El 60% de los nuevos contagios proceden de jóvenes y asintomáticos

En las últimas dos semanas la mayoría de los nuevos positivos se concentran entre la población de 15 a 29 años

Una semana después de decretarse el confinamiento perimetral del Segrià, la comarca de Lérida suma 20 brotes activos de los 73 que amenazan España. Los contagios en esta región sanitaria siguen al alza. En la última semana se ha llegado a contabilizar 210 nuevos positivos en un solo día. Muchos más de los que se registraban durante el pico de la pandemia. La mayoría de los primeros positivos salieron de una decena de brotes localizados en empresas hortofrutícolas. Pero el virus ha saltado del trabajo a los hogares y a los amigos. Hay transmisión comunitaria y es más difícil hacer un seguimiento de las cadenas de contagio.

El responsable de la COVID-19 del Hospital Arnau de Vilanova, centro de referencia de la provincia de Lérida, José Luis Morales, avisa de que el sistema de rastreo de casos nuevos no se está haciendo con la celeridad necesaria porque faltan recursos.

Morales avisa además de que el 58% de los casos nuevos que atienden en el hospital son de transmisión comunitaria de gente que se ha infectado en la calle, que va a bares o se ve en fiestas. El perfil ha cambiado en los últimos días. Sólo el 28% de los ingresados son del sector hortofructícola y familiares.

Igual que doctor Morales, el alcalde de Lérida, Miquel Pueyo, a través de twitter, o la gerente de las regiones sanitarias de Lérida y el Pirineo, Divina Farreny, alertan de un aumento de casos «insostenible» entre jóvenes. En las últimas dos semanas, la mayoría de positivos se concentran entre la población de 15 a 29 años.

Entre el 60 y el 70% de los nuevos casos detectados en los 73 brotes de Covid-19 que hay activos en España son jóvenes y asintomáticos. Hay muestras en todo el territorio. El foco de uno de estos brotes es una fiesta en la que participaron 60 personas entre 24 y 26 años en la playa de Palomares de Vilassar de Mar (Barcelona). En esta ocasión, la voz de alarma la dieron una decena de jóvenes con fiebre y diarrea. De las cinco primeras pruebas, dos han dado positivo y se está haciendo el rastreo de la sesentena que participó en esta fiesta descabellada. En Tudela (Navarra), una boda ha acabado con 23 infectados, entre ellos los novios que pasarán la luna de miel en cuarentena.

«La media de los ingresados ha cambiado, ahora se sitúa por debajo de los 50 años», constata el doctor Morales. Aunque hay menos complicaciones clínicas, «el problema es hay mucha gente sin sintomatología que puede desencadenar cadenas de transmisión sin saberlo», reflexiona Margarita del Val, viróloga del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas).

Mientras en Lérida o centros como el Hospital Vall d’Hebron buscan estrategias para concienciar a los jóvenes, en sitios como Lisboa (Portugal) no pierden el tiempo en campañas publicitarias. La policía portuguesa cargó el pasado fin de semana contra estudiantes extranjeros. Un grupo de jóvenes holandeses fue desalojado de la zona exterior de bares y discotecas de la Albufeira, al sur del país, por incumplir las normas.

El doctor Benito Almirante, jefe del servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Vall d’Hebron, añade que «aunque la mayoría de jóvenes no lo pase mal si contrae el virus, puede poner en riesgo al resto de la población, entre ellos, a sus padres y abuelos». «Con este colectivo no funciona el mensaje de autoprotección como el que se lanza al resto de la población, hay que crear un mensaje específico que apele a su solidaridad con el resto», dice. Además, no basta con difundirlo en radio y televisión, hay que recurrir a los canales con los que se comunica la generación Z para hacerles llegar el mensaje.

Este fin de semana es de alto voltaje. Los estudiantes de bachillerato han acabado la selectividad y aunque se han cancelado los tradicionales viajes a Ibiza o Mallorca, hay fiestas diseminadas en todo el territorio para celebrar que los exámenes han acabado. Como dicen los epidemiólogos, en quince días veremos los resultados.