Sanidad paga 22,5 millones de euros por cinco millones de test rápidos de antígenos

El adjudicatario tiene sede en Barcelona y es el único que se presentó a un procedimiento sin publicidad acelerado

El Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha formalizado la adquisición de cinco millones de test de detección rápida de antígeno del virus causante de la Covid-19 por un importe total de 22,5 millones de euros, con lo que el precio en el que ha quedado fijada cada unidad es de 4,5 euros. La adjudicación, realizada mediante un procedimiento "negociado sin publicidad acelerado bajo la justificación de una situación de extrema urgencia, ha recaído en la única empresa que se presentó a la misma, Abbott Rapid Diagnostics Healthcare, S.L., con domicilio en Hospitalet de Llobregat, Barcelona. Dichos test presentan una sensibilidad del 9,3% y su especificidad es del 99,4% en un estudio clínico preliminar de individuos sospechosos de exposición a Covid-19 o que han presentado síntomas en los últimos siete días, según uno de los anexos del contrato suscrito entre Ingesa y Abbott. De acuerdo con dicho contrato las estimaciones de entrega de la empresa son las siguientes: dos millones de unidades se enviarán entre cinco y siete días hábiles tras la firma del contrato, otros dos millones entre el 12 y el 18 de este mes de octubre, y el millón restante entre el 19 y el 25.