Los médicos denuncian ante la UE la norma que convierte a España en un coladero de falsos especialistas

Los colegios profesionales sostienen que el Gobierno ha vulnerado una directiva comunitaria

Los MIR (médico interno residente) de Cataluña han iniciado este lunes una nueva fase de huelgas, la tercera en un mes, para reclamar mejoras en sus condiciones laborales, retributivas y formativas, con un símil reivindicativo de "La guerra de las galaxias".
Los MIR (médico interno residente) de Cataluña han iniciado este lunes una nueva fase de huelgas, la tercera en un mes, para reclamar mejoras en sus condiciones laborales, retributivas y formativas, con un símil reivindicativo de "La guerra de las galaxias".Andreu DalmauEFE

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) va a denunciar ante la Comisión Europea el real decreto ley aprobado por el Gobierno sobre medidas urgentes en materia de recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud para hacer frente a al crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19.

Según la corporación médica, el texto aprobado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez vulnera las orientaciones sobre la libre circulación de los profesionales sanitarios y la armonización mínima de la formación en relación con las medidas de emergencia contra la Covid-19, según las recomendaciones relativas a la directiva 2005/36/CE.

Esta directiva establece normas sobre el reconocimiento transfronterizo de las cualificaciones profesionales. En el caso de determinadas profesiones sectoriales, como los médicos, la directiva también establece requisitos mínimos de formación a nivel de la UE.

Según expone el Consejo en un comunicado, en el texto también se alude a distintos puntos que deben ser los que guíen a los estados miembros a la hora de estudiar medidas para abordar la escasez inmediata de personal o medidas para formar a futuros profesionales sanitarios.

“En cuanto al reconocimiento de los profesionales sanitarios con cualificaciones pendientes de países no pertenecientes a la UE/Asociación Europea de Libre Comercio, éste se concede de conformidad con los procedimientos de los estados miembros. En el caso de las profesiones sanitarias en las que los requisitos mínimos de formación están armonizados a escala de la UE, incluidos médicos y enfermeros responsables de cuidados generales, deben respetarse los requisitos mínimos de formación de la UE. Si los profesionales tienen una cualificación de un país no perteneciente a la UE, en una de las profesiones que no cumple con los requisitos armonizados, el Estado miembro que tenga intención de reconocer dicho diploma debe aplicar medidas compensatorias. Estos profesionales deben ser autorizados a trabajar en la asistencia sanitaria, pero sin ser tratados como miembro de una profesión para la que no cumplen las normas de cualificación establecidas en la directiva”.

El CGCOM se ha posicionado en contra de la norma, como también ha hecho la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), mayoritaria en el sector, que ha convocado huelga en todos los hospitales y centros de salud españoles para el día 27.