Sociedad

Toque de queda en Madrid: ¿una medida útil para frenar los contagios?

“El virus no es ‘el fantasma de la noche’, sale igual de día que a partir de las 00h. Estas medidas no hacen más que confundir a la población”, señala Jesús Sanchez Martos, exconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

El toque de queda que estudia la Comunidad de Madrid supondría alargar dos horas el horario de bares y restaurantes en la capital, de las 22:00 a las 00 horas
El toque de queda que estudia la Comunidad de Madrid supondría alargar dos horas el horario de bares y restaurantes en la capital, de las 22:00 a las 00 horasRuben mondeloLa razon

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid está estudiando instaurar un toque de queda en la capital, como ya lo han hecho otras ocho grandes urbes europeas (entre ellas, París), una vez que finalice el estado de alarma. Este “confinamiento nocturno” supondría establecer un límite horario a todo tipo de actividad y de movimientos por la vía pública. En el caso de la comunidad autónoma madrileña, ese toque de queda podría establecerse en torno a las doce de la noche, con el fin de no provocar un parón total en la actividad económica y cultural.

Pero, ¿realmente es útil esta medida para frenar la expansión del virus? ¿en qué se diferencia de la limitación de horarios que tenemos ahora? “En nada, realmente este tipo de medidas sólo sirven para confundir a población, dando a entender que el virus es una especie de ‘fantasma de la noche’, que es más peligroso en ese horario que durante el día. No solo no hay ninguna evidencia científica que avale que este tipo de ‘confinamientos nocturnos’ tengan ninguna utilidad”, afirma Jesús Sanchez Martos, ex consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid. "El metro, a partir de las 6 de la mañana, es mucho más peligroso, y, sin embargo, no se pone ninguna medida para, por ejemplo, obligar a las empresas a tener horarios de entrada escalonados, para evitar los desplazamientos masivos en el transporte público, añade.

Respecto a “compararnos” con otras ciudades europeas que han impuesto esta medida, Sanchez Martos es claro, “simplemente, no podemos hacerlo porque no tenemos sus horarios. Si se quiere hacer, tendrá que ser con horarios adaptados a nuestra cultura”, señala. En su opinión, no se entiende que se quiere conseguir con este tipo de medidas “¿Que creen que se va a evitar? ¿los “botellones”? Eso ya es algo ilegal desde hace años, contra lo que no se lucha con un ‘toque de queda’, si no con más vigilancia policial y poniendo multas. Es muy pueril pensar que, por no dejar salir a la gente por la noche, vas a conseguir disminuir los casos”.

“Lo incomprensibles es que nos centremos en este tipo de medidas, y no veamos que nada va a poder funcionar correctamente si cada comunidad sigue yendo por su cuenta. Lo que se necesita en una crisis como esta es un mando centralizado coordinado y un comité de expertos independiente que marquen la pauta a seguir”, concluye.