El neumólogo que predijo la evolución de la Covid-19 pone fecha al fin de la pandemia

Apunta que la Navidad va a ser de nuevo caldo de cultivo ideal para que la incidencia vuelva a subir

El neumólogo madrileño que en marzo ya vaticinó en redes qué iba a ocurrir con el coronavirus ha hecho una nueva predicción. Apunta a que el próximo verano todo esto será un mal sueño. “Las vacunas van a empezar a llegar en febrero-marzo”, ha precisado, añadiendo que “el coronavirus no va a desaparecer, pero dejará de ser un problema de salud pública”. “Espero acertar con esto también”, ha manifestado antes de incluir un hilo de Twitter explicando todo lo que está ocurriendo.

A principios de marzo este médico madrileño vaticinó que en el hospital habría unos 2.000 infectados en abril y las camas de UCI se saturarían. “Voy a sacar de nuevo mi bola de cristal”, empieza diciendo @dori_69.

Se atreve a prever un efecto positivo en la incidencia del coronavirus en noviembre y principios de diciembre por el cierre de la hostelería, los confinamientos suaves, la limitación de movimientos y el uso masivo de los test de antígenos como en Madrid".

Advierte de que la incidencia “no va a bajar a casi 0 como en junio (para eso se necesitaría un confinamiento estricto, rastreadores, tests masivos y demás pijadas que nuestros dirigentes no ven necesarias) Pero bajará lo bastante como para desahogar hospitales y volver a sentirnos casi “normales” para Navidad”.

Apunta que la Navidad va a ser de nuevo caldo de cultivo ideal para que la incidencia vuelva a subir: “desplazamientos, cenas de empresa, días de vacaciones, reuniones familiares… y todo ello en interiores”. Así que prevé que 3-4 semanas después, entre enero y febrero, sea la tercera ola, “que será más rápida que en verano porque partiremos de una peor situación y el frío no nos va a ayudar”.

"En enero tendremos la tormenta perfecta: frío, vida en interiores, sensación de normalidad, hospitales llenos y 3ª ola de Covid. Y con miles de otras infecciones respiratorias para confundir tanto a médicos como a pacientes”.