La historia viral de Elena Cañizares: sus compañeras de piso querían echarla por tener covid

Elena Cañizares se ha convertido en tendencia en España tras contar su historia con sus compañeras de piso tras dar positivo por coronavirus

Un enfermero trabaja en un hospital de Moscú con enfermos de covid-19
Un enfermero trabaja en un hospital de Moscú con enfermos de covid-19Pavel GolovkinAP

El número uno de tendencias de Twitter de este lunes es ‘Elena Cañizares’. Casi cualquier usuario de esta red social habrá leído el hilo de esta joven de Ciudad Real en el que cuenta como sus compañeras de piso le pedían que abandonara el piso de estudiantes en el que vive y se marchara a casa de sus padres tras dar positivo por coronavirus.

El hilo de Elena Cañizares comienza poniendo en contexto a todos los usuarios de su situación: ella se ha sometido a una PCR porque va a hacer las prácticas de la carrera de Enfermería que cursa y el resultado de la prueba del covid-19 es positivo. Ella vive junto a otras tres compañeras y a todas ellas les ha pillado la situación en casa de sus padres, a donde se habían ido a pasar el fin de semana.

Al poner en situación a sus compañeras de su positivo por coronavirus, estas le piden a Elena Cañizares, según relata en su hilo, que se marche a casa de sus padres, quienes son pacientes de riesgo, a pasar la cuarentena para que sus compañeras puedan volver al piso estudiantil en caso de dar negativo o cuando hayan superado el covid-19.

Elena Cañizares insistía en que no se iba a mover del piso compartido para no propagar el virus, porque así se lo había dicho la rastreadora y porque sus padres son pacientes de riesgo a quienes podría contagiar: “Les digo que pueden traerme los tuppers de la cocina a la puerta de mi habitación, me dicen que eso es una responsabilidad y que tienen cosas que hacer. Les digo que puedo ir con doble mascarilla a la cocina en horas donde no haya nada y calentar tuppers y llevármelo a mi habitación, desinfectándolo todo después, con doble mascarilla, manos lavadas...”, explica.

Elena Cañizares ha hecho pública una conversación de WhatsApp en la que habla con sus compañeras de piso sobre la situación. Estas insisten en que debe abandonar el hogar, a pesar de que les ha expresado los motivos por los que no debe moverse del lugar: “Sí te puedes desplazar. Conozco a 80.000 personas que se han contagiado y se han desplazado, así que no te excuses en eso. Estás siendo egoísta y sólo estás mirando por los tuyos, no estás mirando en que hay otras tres personas, que ese piso es igual tuyo que suyo y que porque tú te quedas allí no vamos a poder ir las demás”, afirma una de las compañeras.

El argumento de sus compañeras de piso prosigue: “Teniendo en cuenta que en tu casa estarías aislada en una habitación sin ningún tipo de contacto, salvo para abrir la puerta cuando te tengan que dar de comer, pues en ningún momento pondrías en riesgo a tus padres. Sin embargo, en el piso te tienes que mover, hacerte la comida, lavar... Y ahí sí que nos estarías exponiendo a nosotras. Lo que en tu casa no sucedería”, explica otra.

La conversación en una larga retahíla de acusaciones de “egoísmo” y reproches por parte de las tres compañeras de piso hacia Elena Cañizares por no abandonar el piso estudiantil, quien se mantiene firme en su decisión de quedarse: “Yo no tengo la necesidad de estar en un piso conviviendo con covid, que para eso tienes tu casa”, le dicen.

“En cuanto una de nosotras dé negativo y todas estemos de acuerdo en que te vayas te tienes que ir. Somos tres contra una. Es que no hay más. Esto va un poco por votación. Si estamos todas de acuerdo en que te vayas, te tienes que ir. Estás poniendo en riesgo nuestra salud. No hay más. Te estás encerrando en algo que no tiene sentido”, afirman las tres compañeras de piso.

Tras la insistencia de sus compañeras, Elena Cañizares decidió salir del grupo de WhatsApp en el que estaban las cuatro y hacer publica la historia. Incluso, una de ellas le ha amenazado con denunciarla por publicar los mensajes.

Tras contar su historia, ha recibido muchos mensajes de apoyo a través de Twitter y han surgido muchos memes. Incluso, algunas marcas le han contestado y le han ofrecido tuppers de comida.

Además, ha pedido que cese el acoso sobre sus compañeras de piso, quienes han recibido diversos mensajes tras hacerse pública la historia: “Chicos os tengo que pedir que, por favor, no insultéis a mis excompañeras, ni las intentéis buscar, con que me hayáis apoyado es mas que suficiente, no quiero crear hate, solo quería denunciar la situación”.