La Federación Española de Ortopedia defiende que los afectados accedan a los productos más avanzados

Actualmente el Sistema Nacional de Salud ofrece productos con un importe máximo de financiación para los usuarios y en algunos casos se quedan fuera de su alcance los más avanzados y eficientes

La FEDOP solicita a las CC AA que permitan la aportación voluntaria del paciente y que el resto del precio sea cubierto por la Administración Autonómica
La FEDOP solicita a las CC AA que permitan la aportación voluntaria del paciente y que el resto del precio sea cubierto por la Administración AutonómicaServicio Ilustrado (Automático) GOBIERNO DE ARAGÓN

Con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se conmemoró el 3 de diciembre, la Federación Española de Ortopedia (FEDOP) se pronunció a favor de los afectados en lo que respecta a que puedan acceder a los productos ortopédicos más modernos y avanzados. Actualmente, la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud (SNS), regulada en la Orden SCB/45/2019, ofrece productos con un importe máximo de financiación para los usuarios y en algunos casos excluye por completo productos de última tecnología, más avanzados y eficientes.

Esto significa, por ejemplo, que si un joven o un niño ha perdido una mano o una pierna y quieren hacer deporte, andar en bicicleta, conducir una moto o realizar algún trabajo determinado, pueden ver limitado su acceso a conseguir las prótesis más avanzadas del mercado. Al tratarse de productos que no tienen precios asequibles para cualquiera, algunas personas pueden abonar la diferencia, que sería sustancial, pero muchas otras no. Además, si se trata de uno de los productos de alta tecnología, que no tienen ninguna financiación pública, es obvio entender que dejan de beneficiarse un alto número de afectados, máxime en este periodo de crisis.

FEDOP solicita a las CC AA que permitan la aportación voluntaria del paciente, esto es, lo que pueda pagar, y que el resto del precio sea cubierto por la Administración Autonómica. “Hay que tener en cuenta que el acceso a estas prestaciones está avalado y prescrito por el médico especialista, en función de lo que necesita el paciente y, por supuesto, de su estilo de vida. Alcanzar la plena inclusión de estos discapacitados es un derecho y la sanidad pública tendría el deber de velar por mejorar la calidad de vida de estas persona”, dijo Pablo Martín Peréz-Aragundi, presidente de FEDOP.