¿Cómo pasarán esta Navidad los que más saben del virus?

LA RAZÓN pregunta a cinco especialistas de referencia en Epidemiología, Virología o Microbiología sobre sus planes para esta Navidad llena de restricciones

Rafael Cantón, Ángel Asensio, Marga Campins, Quique Bassat y Estanislao Nistal
Rafael Cantón, Ángel Asensio, Marga Campins, Quique Bassat y Estanislao NistalLa RazónLa Razón

Si, como en “Cuento de Navidad” de Charles Dickens nos visitara este año el fantasma de las Navidades pasadas, seguramente no podría creer lo que ve. Aunque parece que ya nada puede sorprendernos en este 2020, las fiestas serán la «guinda del pastel» a un año que no olvidaremos. Recién aprobadas las restricciones en las distintas comunidades autónomas, queda claro que «salvar la Navidad» no es un tema prioritario, sobre todo si haciéndolo ponemos en peligro los resultados obtenidos en el control de la pandemia en los últimos meses.

Aquellos a los que todos los años por estas fechas suele invadirles el espíritu del Grinch las medidas les producen cierto alivio, ya que este año no tendrán que fingir normalidad en un ambiente distópico. Otros, que lo que más disfrutan de la Navidad es poder ver a todos o casi todos los miembros de su familia, las celebraciones alrededor de una mesa y las entrañables tradiciones, no tendrán más remedio que adaptarse a las circunstancias para no poner a nadie en peligro. Y es que, en Navidad, solemos movernos más y vernos con más gente que en cualquier otro momento del año, dos actividades que son los principales vectores de trasmisión del SARS-CoV-2.

Consejos reuniones Navidad
Consejos reuniones NavidadJosé Luis Montoro

En estas circunstancias especiales, hemos querido saber cómo van a pasar estas fechas algunos de los especialistas que más saben del virus: epidemiólogos, virólogos y microbiólogos. Podemos adelantarles que predicarán con el ejemplo.

1. ¿Con cuántas personas te vas a reunir esta Navidad?

2.¿Saldrás a cenar con amigos o compañeros?

3. ¿Vas a salir de viaje?

4. ¿Irás de compras a centros comerciales?

5. ¿Qué es lo que más vas a echar de menos de las navidades de la «antigua normalidad»?

Marga Campins, jefa de Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Vall d’ Hebrón (Barcelona)

1. Depende de cada celebración, pero desde luego con muchas menos de las que lo haría en otras circunstancias. Por ejemplo, la tarde del día 24 aquí en Cataluñaa es costumbre celebrar el Caga tió (Tió de Nadal-tronco de Navidad), que «caga» regalos para los niños. Esa tarde será la que más personas nos juntaremos, seis adultos y cuatro niños, pero lo haremos en la terraza de mi casa, que es muy grande, y al aire libre. En Navidad, comeremos cinco personas en casa de mi madre. También solíamos ser más, pero es una persona mayor y no podemos arriesgarnos.

2- No. La cena que hacemos todos los años del Servicio del hospital se ha cancelado, obviamente. Otra cosa que también solía hacer es tomar un aperitivo con los amigos la mediodía del 24 en Pinocho Bar, que es un establecimiento muy típico del Mercat de la Boquería. Este año no lo hacemos.

3. No, aunque igualmente no suelo salir de viaje en estas fechas.

4. Iré, sí, pero fuera de los horarios de máxima afluencia. O quizá compre en las tiendas de mi barrio, que son muy bonitas. Lo de comprar on line no es lo mío, yo soy de la «vieja escuela».

5. Pues no tengo duda, lo que más voy a extrañar son dos celebraciones en las que nos juntábamos más de 20 personas. Una es del día de San Esteban (26 de diciembre) que aquí en Catalunya se celebra como Papá Noel, y en el que nos solíamos juntar la familia de mi marido y la mía, en total unas 24 personas. Uno de los «abuelos» siempre se disfraza de Papa Noel para dar los regalos. El otro es el la tarde del 5 de enero, que solíamos ir a casa de mi madre (en un pueblo de la costa) y ver la cabalgata desde el balcón. Después, como es un pueblo muy pequeño, los reyes venían a casa de mi madre y traían un regalo para cada uno de sus bisnietos. Para mí, esos dos días son muy especiales, pero este año no se podrán celebrar como siempre.

Quique Bassat, epidemiólogo y pediatra en el Instituto de Salud Global (ISGlobal Barcelona)

1. En casa somos cuatro y, como máximo, nos reuniremos con mis padres o mis suegros para las comidas de celebración, pero nunca siendo más de 6 personas, y respetando siempre un máximo de mezcla de dos núcleos familiares al mismo tiempo.

2. No, aunque me muero de ganas, no lo haré. En mi vida «normal» yo suelo viajar por trabajo unas dos semanas al mes a países lejanos como Mozambique, Papúa (Nueva Guinea) o Brasil. Desde el mes de marzo no he cogido un avión, y no veo el momento de hacerlo de nuevo. Sin embargo, estas navidades todos nos quedaremos en casa y disfrutaremos de unas fiestas de «perfil bajo». «Echo muchísimo de menos viajar, pero estas navidades tiene que ser de perfil bajo»

3. No, tampoco. Estas fiestas serán muy familiares pero sólo a nivel del núcleo duro de la familia. Aprovecharemos para descansar (desde marzo sólo he podido tener un día de vacaciones), pasear al fresco con los niños, y disfrutar del dolce far niente.

4. No, si ya les tenía «tirria» en la época pre-covid, ahora todavía más. Los centros comerciales que no sean al aire libre están proscritos estas semanas.

5. Quizá la posibilidad de salir a correr muy pronto por la mañana, algo que me relaja pero que desde el toque de queda no puedo hacer. No echaré de menos comer polvorones con la mascarilla puesta.

Estanislao Nistal, profesor de Microbiología de la Universidad San Pablo CEU (Madrid)

1. Las comidas y cenas de Navidad van a ser exclusivamente con los que convivimos en casa.

2. No sé aún qué haremos. Si fuera posible, me gustaría acercarme a visitar a mi madre el día de Navidad. Trataría de verla en un lugar al aire libre o, si tiene que ser dentro, por un breve espacio de tiempo. Estoy intentando ver si me puedo hacer un test de antígeno el día antes y otro el mismo día que vaya. Si al final nos podemos ver, mantendremos todas las medidas de protección que se puedan.

Por otro lado, no quiero forzar la situación, esperemos que alguna de las vacunas que están en fase de estudio salga muy pronto. Parece que puede quedar poco y estoy deseándolo para que nos podamos ver con más tranquilidad. Iré a que me la pongan en cuanto me dejen. Voy a extrañar mucho no poder ver a la gente de mi pueblo, y juntarme para jugar al dominó con mis amigos».

3. No, si quedo con alguien será en lugares abiertos para dar un paseo cuando se pueda.

4. No, las compras necesarias para casa las realizaremos en los establecimientos del pueblo o cercanos, y el resto de cosas posiblemente a través de internet.

5. Muchas cosas que para mí no tienen precio. Poder pasar más tiempo con mi familia y amigos. Poder visitar a diario a mi madre. Ver a la gente de mi pueblo, Toral de los Guzmanes, en León. Juntarme para jugar una partida al dominó con mis amigos. El día de Navidad, la cabalgata y la Fiesta de Reyes en casa.

Rafael Cantón, jefe de Servicio de Microbiología del Hospital Ramón y Cajal (Madrid)

1. Seremos cuatro, solamente el nicho familiar, con posibilidad de ampliarse a dos familiares cercanos si la situación epidemiológica resulta favorable. Quedan aún tres semanas para planificarlo.

2. No

3. No, este año no se puede.

4. Puede que lo haga, pero será respetando las medidas habituales y trataré de que no sea en horario de máxima afluencia.

5. Poder reunirme con mi familia y mis amigos sin restricciones, en casas y/o en restaurantes.

Ángel Asensio, jefe de Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid)

1. Nosotros seremos seis personas, el «núcleo» de la familia

2. No, pero en eso no cambia mucho mis costumbres, no suelo salir de viaje en estas fechas.

3. No, no habrá cenas de compañeros de trabajo y tampoco quedaré con amistades.

4. No lo creo, no es algo que suela hacer. Compraré por internet e iré solo si es imprescindible.

5. Sin duda, poder reunirme con más miembros de mi familia a la vez. La Navidad es la ocasión que aprovechábamos para vernos todos, como muchas familias.