Y tras Filomena, Gaetán, que dejará inundaciones y crecidas en Madrid y el centro peninsular

Las fuertes rachas de viento y las precipitaciones favorecerán el deshielo y pondrán a prueba las infraestructuras de desagüe a partir del miércoles

Dos mujeres se protegen del viento
Dos mujeres se protegen del viento EUROPA PRESS

Casi dos semanas después de las intensas nevadas y el frío extremo que dejó el temporal Filomena en el centro y este peninsular, una nueva borrasca llega a España. ‘Gaetán’ se acerca por el Atlántico acompañada de fuertes rachas de viento y precipitaciones que favorecerán un rápido deshielo, según explica Natacha Payà, experta en meteorología de Meteored (Tiempo.com).

La nueva borrasca también se llevará el frío extremo y las heladas de los últimos días. “Este tiempo frío tiene las horas contadas. El anticiclón que ha mantenido el tiempo estable en España durante los últimos días se está retirando hacia el este y ello permite el acercamiento de borrascas atlánticas”, comenta portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo.

La capa de hielo y la nieve acumulada desde hace más de una semana en varias ciudades del centro peninsular, como Madrid o Toledo, comenzará a derretirse por el aumento de las temperaturas, el aire templado y las precipitaciones. Ahora la amenaza es el riesgo de inundaciones por el mal estado de las infraestructuras de desagüe, taponadas por la nieve, residuos y ramas acumuladas. En estos momentos es imprescindible limpiar los desperfectos que ha ocasionado Filomena para facilitar la evacuación de agua por las alcantarillas. El deshielo también provocará un aumento del caudal de los ríos, por lo que algunas ciudades ubicadas en la ribera del Tajo, Duero o del Ebro podrían verse perjudicadas por balsas de agua.

Vientos de hasta 100 km/h

Las fuertes rachas de viento que marcarán las jornadas del miércoles y el jueves alcanzarán los 100 o 110 kilómetros por hora en la Cordillera Cantábrica, mientras que en zonas del interior se espera que superen los 70 kilómetros por hora, según las previsiones de Aemet.

Respecto a las precipitaciones, las más intensas se producirán en el tercio occidental peninsular. En Galicia se podrán registrar cerca de 250 litros por metro cuadrado hasta el domingo, según las previsiones de Meteored. En las zonas con nieve acumulada lloverá menos, pero la borrasca impulsará vientos del sur y suroeste que elevarán las temperaturas y favorecerán el deshielo.