Algunos colutorios son efectivos para reducir la capacidad de infección del SARS

Serían los que incluyen el componente químico Cloruro de Cetilpiridinio (CPC)

Colutorio
DENTAID
18/03/2021
Colutorio DENTAID 18/03/2021DENTAID

Investigadores del grupo Pista de IrsiCaixa, en colaboración con Dentaid Research Center, confirmaron que el Cloruro de Cetilpiridinio (CPC), componente químico presente en algunos colutorios, reduce más de 1.000 veces la capacidad de infección de la variante Alfa del SARS-CoV-2 en estudios llevados a cabo en células en el laboratorio.

Según el grupo Pista de IrsiCaixa, centro impulsado por la Fundación “la Caixa” y el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña, las nuevas variantes del SARS-CoV-2 preocupan a la comunidad científica, ya que pueden comprometer la esperada inmunidad colectiva, aumentar la transmisión del virus e incluso complicar la gravedad de la Covid-19.

Los resultados del estudio, publicado en la revista científica ‘Journal of Dental Research’, demostraron que la acción antiviral del CPC se produce gracias a su capacidad para romper la membrana del virus y, por tanto, evitar que éste entre a las células. Gracias a su mecanismo de acción, el CPC sería efectivo ante cualquier variante del SARS-CoV-2.

Por otro lado, y con el objetivo de simular al máximo la realidad, el grupo PISTA de IrsiCaixa demostró que el CPC sigue siendo eficaz en presencia de saliva esterilizada. Estos resultados arrojan luz al ensayo de eficacia en humanos, coordinado por la Fundación Lucha contra el Sida y las Enfermedades Infecciosas (FLS), en el que evalúan si el CPC es capaz de disminuir la carga viral en humanos.

En este sentido, la coordinadora del estudio e investigadora principal del grupo Pista en IrsiCaixa, Nuria Izquierdo-Useros, subrayó que “poder demostrar que la eficacia del CPC se mantiene frente a las diferentes variantes del SARS-CoV-2 es crucial. Actualmente, variantes como la Delta preocupan debido a su elevada transmisibilidad y, por lo tanto, capacidad de originar nuevas olas y colapsar el sistema sanitario más rápidamente que la variante del virus original”.

Por su parte, la primera autora del trabajo junto con Daniel Perez-Zsolt, Jordana Muñoz-Basagoiti, añadió que “es por ello que encontrar una herramienta como los colutorios que pueda distribuirse fácilmente a todos los países sería muy útil para reducir la velocidad de transmisión de las variantes”.