Alerta

La tormenta Eunice, que mantiene en alerta roja a Reino Unido, llega este fin de semana a España

Reino Unido ha pedido a millones de personas que permanezcan en sus casas y sólo hagan desplazamientos esenciales ante la “fuerza extrema” de los vientos

Un árbol caído derribado por fuertes vientos durante la tormenta Eunice en Londres
Un árbol caído derribado por fuertes vientos durante la tormenta Eunice en LondresANDY RAINAgencia EFE

El servicio meteorológico del Reino Unido ha emitido una alerta roja para el este de Inglaterra, incluyendo la capital, Londres,debido a la tormenta Eunice, considerada como la peor registrada en décadas en el noroeste de Europa.

Decenas de miles de personas se encuentran sin energía por la llegada del temporal, que mantiene también en alerta a Países Bajos, Francia, Alemania e Irlanda.

Las autoridades han pedido a millones de personas que permanezcan en sus casas y sólo hagan viajes esenciales ante la “fuerza extrema” de los vientos. En Londres, el viento podría alcanzar los 130 km/h. “Insto a todos los londinenses a quedarse en casa, no correr riesgos y no viajar a menos que sea absolutamente esencial”, dijo el alcalde Sadiq Khan.

La gente camina frente al mar durante la tormenta Eunice, en Brighton
La gente camina frente al mar durante la tormenta Eunice, en BrightonPETER NICHOLLSREUTERS

De momento, la tormenta ha dejado en tierra más de 436 vuelos en los aeropuertos de la capital y ha ocasionado el cierre de varias carreteras, ferrocarriles y puentes.

Además, se han cerrado varios parques y las principales atracciones de la ciudad como la noria London Eye. Los fuertes vientos también han destrozado el techo abovedado blanco del estadio O2.

La tormenta podría levantar “escombros” que causen “peligro de muerte”, además de “daños en edificios y viviendas, con tejados que podrían volarse y la posible caída de líneas eléctricas”, advierte el servicio meteorológico.

El Gobierno británico ha anunciado que el gabinete de emergencias COBRA se reunirá esta tarde para coordinar la respuesta contra la tormenta, que ha llegado a levantar en el faro de Needles, en la Isla de Wight, una ráfaga de 196 kilómetros por hora, la más potente jamás registrada en el país.

El ministro de seguridad del país, Damian Hinds, dijo que las tropas estaban preparadas para hacer frente a las consecuencias de la tormenta.

Un árbol caído bloquea una carretera en Tenby, Gran Bretaña
Un árbol caído bloquea una carretera en Tenby, Gran BretañaREBECCA NADENREUTERS

‘Eunice’ también se ha dejado sentir en Países Bajos, donde 295 vuelos han sido cancelados en el aeropuerto de Ámsterdam-Schiphol y todos los servicios de tren han quedado suspendidos desde las 14.00 hora local.

Por su parte, en Francia, cinco regiones del nortese encuentran bajo “alerta naranja por fuertes vientos e inundaciones”, en particular Pas-de-Calais y Somme. No obstante, los servicios y líneas del tren de alta velocidad hacia París no se han visto de momento especialmente afectados.

Las olas chocan contra el rompeolas durante la tormenta Eunice en Wimereux, Francia
Las olas chocan contra el rompeolas durante la tormenta Eunice en Wimereux, FranciaPASCAL ROSSIGNOLREUTERSF

En Alemania, el servicio meteorológico nacional ha emitido una advertencia de nivel cuatro -- la más alta de su escala de avisos -- sobre partes del noroeste del país. La capital del país, Berlín, así como Hamburgo y Hannover, se encuentran bajo la alerta inmediatamente inferior. Los trenes hacia las áreas costeras del norte han sido cancelados, mientras que el servicio entre estas dos últimas ciudades está funcionando con una hora de retraso.

La borrasca Eunice también se hará notar en España este fin de semana. El tiempo será variable porque se espera un ‘tobogán’ térmico que hará que las temperaturas se desplomen hasta 15 grados este sábado y asciendan hasta seis grados el domingo, con heladas nocturnas en amplias zonas del norte y un nuevo y breve episodio de lluvias al norte y el este de la península.

Ese frente aparcará probablemente el tiempo primaveral de estos últimos días porque entre la tarde de este viernes y el sábado habrá nubes, lluvia, frío y olas de seis metros en el norte de la península. El domingo volverá el ambiente soleado y las temperaturas iniciarán otra escalada.