La Ertzaintza investiga 12 nuevos casos de pinchazos a mujeres

Los análisis no han revelado la presencia de sustancias tóxicas

Las autoridades recomiendan a las mujeres que noten algo extraño que se lo comuniquen a su entorno inmediatamente
Las autoridades recomiendan a las mujeres que noten algo extraño que se lo comuniquen a su entorno inmediatamente FOTO: Pau Venteo Europa Press

Las denuncias de varios casos de pinchazos, sobre todo a mujeres, en discotecas y locales de ocio nocturno ha puesto en alerta a las autoridades ante un fenómeno que se está expandiendo por muchos puntos de la geografía española. Las fuerzas de seguridad investigan el uso de las sustancias empleadas y el móvil de las agresiones, aunque por el momento no están claros.

Así, la Ertzaintza está recopilando información sobre una docena de pinchazos a mujeres registrados en los últimos 15 días en recintos festivos y espacios de ocio de distintas localidades vascas, aunque en ninguno de ellos se han encontrado restos de inoculación de sustancias tóxicas.

El Departamento de Seguridad informó de que estos doce casos están contrastados por el personal sanitario como «pinchazos» y que se han registrado en los municipios vizcaínos de Bilbao, Santurce, Etxebarri y Zierbana, el guipuzcoano de Zarautz y en la capital alavesa, informa EP.

En todas los casos la víctima permanecía en un entorno festivo o de ocio nocturno, notó un pinchazo, principalmente en el brazo o la pierna, y comenzó a sentirse indispuesta (con mareos o somnolencia).

Estas mujeres acudieron a un punto o centro asistencial para ser exploradas por el personal sanitario, que es quien confirma o descarta la existencia de tal pinchazo. En caso de confirmación se le realizan análisis toxicológicos sin que, hasta la fecha, haya dado ninguno positivo en ninguna sustancia.

La Ertzaintza señaló que por el momento no se conoce la motivación, intencionalidad o finalidad de estos pinchazos, por lo que no descarta ninguna hipótesis o línea de investigación, aunque por el momento no aprecia que esté relacionada con la comisión de un delito contra la libertad sexual o de otro tipo.

La policía autonómica ha recomendado a las mujeres que hayan sufrido un pinchazo o que sientan escozor en alguna zona de su cuerpo y se sientan indispuestas que se lo comuniquen inmediatamente a su entorno próximo y que soliciten ayuda.

Deben acudir lo antes posible a un centro hospitalario donde les será realizada la correspondiente analítica, para detectar posibles sustancias en su organismo que podrían llevar a confirmar indicios de delito.

El último de los sucesos denunciados ha tenido lugar en Bilbao, por parte de dos mujeres jóvenes que se sintieron aturdidas después de haber sufrido un pinchazo cuando estaban en una discoteca el pasado viernes.

Mientras tanto, en Cataluña el Gobierno de la Generalitat actualizó el viernes el documento operativo que tiene como objetivo dar una respuesta «coordinada, integral y eficiente» a raíz de las al menos 18 denuncias de pinchazos presentadas en los últimos ocho días. Ante una sospecha de pinchazo, el Govern subraya la importancia de hacer caso de las sensaciones de la persona afectada, y de pedir u ofrecer apoyo, así como dirigirse a un centro sanitario lo antes posible, preferiblemente con otra persona para realizar las pruebas pertinentes. Una vez en el centro sanitario, este tendrá que seguir el protocolo de pinchazo accidental y valorar si activa el protocolo de profilaxis postexposición a VIH, y en caso de que se sospeche una posible agresión sexual se activará el protocolo de «atención a agresión sexual reciente». También ha recomendado que las personas afectadas se dirijan a las comisarías de los Mossos d’Esquadra para tramitar la correspondiente denuncia.