Actualidad

Ara Rosón: «Escribir un libro ha sido como un parto muy largo»

Como pionera del yoga facial en España, Ara Rosón ha publicado su primer libro «Belleza más allá de tu piel», con las técnicas para luchar contra el envejecimiento facial.

Como pionera del yoga facial en España, Ara Rosón ha publicado su primer libro «Belleza más allá de tu piel», con las técnicas para luchar contra el envejecimiento facial.

El objetivo de Ara Rosón es hacer que la gimnasia facial sea un tratamiento consolidado en España como ya lo es en Estados Unidos. Como una de las terapeutas pioneras, Rosón no solo imparte talleres como los últimos realizados en Arsenal Femenino Madrid, sino que también ha publicado un libro («Yoga facial con Ara Rosón. Belleza más allá de tu piel») con todos los detalles de este tratamiento natural. Y es que, según un estudio de la Universidad de Northwestern (EE.UU.) si realizamos ejercicios faciales con una constancia diaria, podemos tonificar los músculos de nuestro rostro y recobrar la juventud.

–¿Qué es lo característico de su trabajo?

–He creado un método de rejuvenecimiento facial con técnicas naturales y me he especializado en todas aquellas con las que me he sentido identificada.

–Se ha adentrado en este mundo, hasta el punto de crear un método de rejuvenecimiento facial...

–Inventar no, porque ya está todo inventado. Mi valor añadido es el ser capaz de combinar distintas técnicas que se complementen en un programa que sea viable, con un principio, un final y unos resultados. Es la combinación única de terapias.

–¿Cómo se pasa de ser ejecutiva financiera a ser una experta del mundo de la estética facial?

–No lo sé, la vida me ha ido llevando. Dejé el sector financiero porque me tocó y cambié de vida con cuarenta años sin tener ni idea de lo que hacer. Me metí como empresaria en el mundo de los centros de belleza en una época en la que todos invertíamos en aparatología estética y me subí al carro. Pero cuando cumplí 43 empecé a percibir el descolgamiento facial y con los tratamientos que me hacía no era suficiente. Por lo que empecé a investigar todo lo que tenemos debajo de la piel y a buscar técnicas para poder trabajarlo.

–¿El yoga facial tiene algo que ver con el yoga al que estamos habituados?

–Es una disciplina que entrena la musculatura facial. Pero como tal no existe porque el yoga es una disciplina milenaria y no tiene unas asanas específicas para la cara. Hablo de yoga facial porque me inspiro en muchos de los principios que utiliza el yoga.

–¿Cuáles son los beneficios de este tratamiento?

–Proporciona mucha fuerza en poco tiempo y es bastante adecuado para entrenar la musculatura de la cual se tiene poca conciencia corporal. Ayuda a desprogramar gestos que te afean.

–¿En cuánto tiempo se comienzan a ver los resultados?

–Una persona joven lo nota enseguida, en gente mayor depende de la edad, tres o seis meses. Es un proceso lento.

–¿A qué edad recomienda empezar a practicarlo?

–Una edad muy bonita para empezar a hacerlo es a los 30.

–¿Es un ejercicio al que recurren solo mujeres?

–Sí, porque somos las más preocupadas con esto, el grado de sensibilización que tengas es el grado de dedicación que vas a tener. Es adecuado para mujeres y para hombres, los hay que lo practican de hecho, aunque mi clientela es femenina. Incluso a los hombres les viene mejor porque tienen más musculatura y les viene bien aprender a relajarla.

–¿Lo pueden realizar todo tipo de personas?

–Es bueno para todo el mundo, incluso para pieles reactivas porque activa mucho la circulación. Es un complemento excelente para la gente que ha hecho cirugía plástica porque los cirujanos inciden sobre la musculatura.

–Meghan Markle es una de las mujeres que ya lo han probado, ¿qué otros personajes conocidos se han interesado por el yoga facial?

–Gwyneth Paltrow es muy pro yoga facial, también se habla de Madonna. En España no lo sé.

–Se le considera una de las pioneras de este mundo...

–Aquí en España sí. Pero en EE.UU. el yoga facial lleva ya tiempo. Yo llevo trabajando con esto unos diez años y es un trabajo de leer toda la bibliografía que hay sobre el tema en el mercado y crear tu propio método.

–¿Cuáles son los orígenes del yoga facial?

–No se sabe. Dicen que antiguamente las japonesas lo practicaban y es muy posible que las emperatrices también. Después se puso muy de moda en los años 50 en las actrices porque ellas no tenían las herramientas de medicina estética que hay ahora.

–¿Tiene otras funciones a parte de la estética?

–Tiene mucho que ver con la rehabilitación facial para problemas de parálisis. Se inspira en los ejercicios de rehabilitación de la función, pero no es lo mismo entrenar la musculatura facial por una lesión que cuando trabajas a nivel estético.

–Es su primer libro, ¿cómo ha sido la experiencia de estrenarse en la escritura?

–Es duro. Ha sido un parto más largo de lo que pensaba. Mucha inquietud interna, pero ha sido un proceso muy bonito que me ha ayudado a reafirmarme en mi método, a elaborarlo.

–¿Por qué escribir un libro?

–Por necesidad. Hacía mis talleres y clases, enseñaba a la gente pero tenía la sensación de que no era suficiente. Por eso me animé a desarrollarlo.