«Caso Nadia»: «Sois unos sinvergüenzas, no tenéis respeto»

Un grupo de padres del colegio de Nadia estudia denunciar a los progenitores de la menor. Han cerrado la web solidaria que crearon tras los numerosos insultos recibidos

El juez advirtió ayer de multas y consecuencias penales por facilitar datos de Nadia.
El juez advirtió ayer de multas y consecuencias penales por facilitar datos de Nadia.

Un grupo de padres del colegio de Nadia estudia denunciar a los progenitores de la menor. Han cerrado la web solidaria que crearon tras los numerosos insultos recibidos

«Somos un grupo de padres del colegio Miret y Sans –de Orgaña, Lérida– que decidimos crear un grupo de Whatsapp para ayudar a Nadia después de que sus progenitores nos dijeran que la pequeña estaba muy mal. A Fernando Blanco y a Marga Garau me gustaría decirles que, como madre que soy, me parece cruel, imperdonable y horrible lo que han hecho a su hija...No tengo palabras para calificarlo. Tampoco entendemos que el padre llegara a mentir con una enfermedad como el cáncer (de él). No tienen escrúpulos, han abusado de la buena gente que como yo hemos creído todo lo que iba contando de la enfermedad de su hija. Lo que hice fue colaborar y lo volvería a hacer pero ahora sí, mirando o informándome más del caso». Así de indignada se muestra Silvia, una madre que creyó en lo que otro padre del colegio al que iba su hijo les había contado. «¿Quién se iba a imaginar que unos padres pudieran mentir, engañar, estafar con algo así? Yo personalmente ni los conozco, sólo del colegio», relata. Su indignación no es para menos. Les han utilizado con el único fin, presuntamente, de lucrarse a costa de la enfermedad de Nadia. «No nos lo pidieron, fuimos nosotros los que tomamos la iniciativa después de que nos comentase el caso y conociésemos a la niña», precisa.

Crearon una subasta solidaria en Facebook, que tras destaparse el caso, cerraron. «La gente piensa que nosotros formamos parte de la trama o que los padres de Nadia están en nuestra subasta, pero no es así, sólo lo hicimos para ayudar. Hemos cerrado la página de Facebook por los insultos recibidos, nos dolía. Nos han llamado sinvergüenzas, que no tenemos respeto... Antes de cerrar explicamos que éramos unas víctimas, igual que todos, de la farsa. Sólo queríamos recaudar dinero para el supuesto tratamiento que le tenían que hacer a la niña». De hecho, realizaron varios actos benéficos: una cesta de navidad, lotería, tómbola, la subasta del Facebook en la que, gracias a gente conocida, subastaban botas de moto, camisetas del Barça, vino, camisetas de motoristas y de ciclistas, un cuadro...

Se sienten estafados, víctimas. Por eso «el martes vamos a reunirnos para ver qué hacemos, si presentamos una denuncia a titulo personal o como asociación, quizá debería haber una reunión con el ayuntamiento y el resto de vecinos para decidir», dice Silvia. Aunque, por el momento, el número de padres que ha confirmado asistir es minoritario.

Por parte del Ayuntamiento de Orgaña, el alcalde Tino Vilà Betriu explica que «desde el Consistorio no vamos a presentar denuncia, porque no hemos tenido relación con ellos. Nunca hemos puesto dinero, sólo alguna ayuda indirecta, como dejar a la Asociación de Padres hacer fotocopias para la rifa, la chocolatada... pero no es ayuda directa».

En el pueblo se rumorea que son un montón los vecinos que están denunciando a los progenitores de Nadia, pero por el momento, «no ha habido ninguna personación más», informan desde el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que recuerdan que «no se ha acabado aún el plazo que se dio para presentar más información médica».