Cataluña ha tenido 28 casos sospechosos de ébola desde principios de agosto

En Cataluña se han registrado 28 casos sospechosos de padecer ébola desde principios de agosto pasado, sin que ninguno de ellos haya resultado positivo, según ha informado hoy el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Antoni Mateu.

Mateu, junto con el conseller de Salud y el jefe de epidemiología del Hospital Clínico de Barcelona, Antoni Trilla, el centro de referencia para tratar enfermedades contagiosas en Cataluña, han intervenido en la comisión de salud del Parlament para dar cuenta de los dos brotes de legionela que causaron ocho muertes el mes de septiembre.

A petición de CiU y PSC, en la citada comisión de salud se ha tratado en primer lugar de la preparación del servicio de salud pública de Cataluña para hacer frente a un posible caso de ébola, como ha sucedido en la comunidad de Madrid.

En este sentido, tanto Mateu como Trilla han considerado que el riesgo de contagio en Cataluña “es bajísimo”, aunque han recordado que el riesgo cero no existe, por lo que se ha elaborado un cuestionario que se ha repartido a los centros de salud para hacer una primera criba de posibles enfermos contagiados.

Además de este cuestionario, se reunió el pasado día 10 de septiembre a unos 200 profesionales de la salud catalana, para informarles de la enfermedad y los protocolos existentes, ha informado Antoni Mateu.

El secretario de Salud Pública ha dado a conocer hoy que, desde principios de agosto, se han producido en Cataluña 28 casos sospechosos, “con cierto contenido”, de padecer ébola que, finalmente, resultaron negativos.

Ambos representantes sanitarios y también el conseller de Salud han querido transmitir un mensaje de tranquilidad en el sentido de que el riesgo “es muy bajo” en Cataluña y que las medidas de prevención de esta enfermedad contagiosa se han reforzado con la creación de una comisión de asesoramiento y la inclusión de la entidad IS Global, especializada en la investigación de enfermedades transmisibles.

Una parte del mensaje de tranquilidad se argumenta, según estos responsables, en el hecho de que hay escasa relación aérea desde Barcelona con los países africanos -Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona- en los que existen los brotes de ébola más activos.

El Hospital Clínic de Barcelona “está preparado” para hacer frente a posibles casos positivos de ébola, con un box y dos habitaciones de aislamiento, ha explicado Trilla, que ha asegurado que se está también “bien preparado” para el transporte de los enfermos a través del Sistema de Emergencias Médicas (SEM).