Así escanean la Tierra los gemelos Sentinel

Cada cinco días se captan todos los rincones del planeta

Como si de una naranja que se va pelando se tratara. Paso a paso, porción a porción. Así es como el nuevo satélite Sentinel 2B de la Agencia Espacial Europea (ESA) y su gemelo 2A, ya en el espacio, van a monitorizar el planeta Tierra cada cinco días.

El segundo de ellos, el 2B, ha despegado de la Tierra esta madrugada rumbo al espacio, y cubrirá junto a su gemelo la superficie terrestre entre las latitudes 56 grados sur y 84 grados norte. En el vídeo de 30 segundos emitido por la ESA que acompaña a esta información se puede apreciar cómo será el trabajo de estos novedosos satélites dotados de cámaras especiales para captar desde incendios e inundaciones hasta alteraciones en la superficie agrícola o las zonas verdes del planeta.

La misión de toma de imágenes Sentinel-2 se basa en una constelación de dos satélites idénticos: Sentinel-2A fue lanzado en junio de 2015, y ahora se le suma en el espacio Sentinel-2B. Según explica la ESA, aunque lanzados por separado, ambos satélites se encuentran en la misma órbita, con una separación de 180°.

Cada cinco días, entre los dos satélites quedará cubierta toda la superficie terrestre, las mayores islas y las aguas costeras y continentales entre las latitudes 84° S y 84° N, optimizando así la cobertura global y la provisión de datos.

La verdadera novedad está en la innovadora cámara multiespectral de alta resolución que transporta cada uno de los satélites, con 13 bandas espectrales que aportan una nueva perspectiva de la superficie emergida y la vegetación. La combinación de la alta resolución y las nuevas capacidades espectrales, así como un campo de visión que abarca 290 km de ancho y sobrevuelos frecuentes, proporcionará vistas de la Tierra sin precedentes.

Esta cobertura total de la Tierra cada cinco días es, según los expertos de la ESA, «algo inaudito» en el campo de los satélites, y permitirá no tanto una interesante foto fija de lo que está ocurriendo en el planeta sino, lo que es más importante, hacer una evaluación continua y detectar con tiempo cualquier alteración.

Con esta nueva incorporación, las seis familias de satélites Sentinel conformarán el núcleo de la red de vigilancia medioambiental Copernicus de la Unión Europea.