Copiar la estrategia de búsqueda de los gusanos mejoraría los rescates

Científicos del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC) han descubierto que copiar el modelo de búsqueda que usan los gusanos mejoraría la efectividad de los rescates y salvamentos de personas.

El trabajo ha estudiado la estrategia de búsqueda que utiliza el gusano 'C.elegans' y ha concluido que es útil para hacer más eficientes operaciones de rescate y en robots de búsqueda de sustancias, objetos o personas, ha explicado Frederic Bartumeus, profesor de investigación ICREA que dirige el Laboratorio de Ecología del Movimiento.

Para iniciar su investigación, los expertos se plantearon la pregunta: "¿Cuál es la mejor estrategia de búsqueda cuando no tenemos ninguna pista ni información?", y, tras estudiar el comportamiento de búsqueda del gusano, concluyeron que la mejor estrategia es "confiar en las expectativas que tienes sobre el territorio, pero incorporar una dosis constante de búsqueda al azar".

La investigación la han liderado los investigadores Liliana Salvador, del CEAB-CSIC en el momento de realizar este trabajo y ahora en la Universidad de Glasgow (Escocia), y Frederic Bartumeus, del CEAB-CSIC e investigador asociado al CREAF.

La teoría dice que hay dos estrategias básicas para encontrar lo que buscamos: hacer una búsqueda ordenada y sistemática basada en las expectativas generadas por la experiencia previa vivida, o bien moverse de forma aleatoria.

Según este estudio, cuyos resultados ha publicado la revista 'Journal of the Royal Society Interface', cuando los animales no disponen de información del ambiente, utilizan la memoria para reproducir movimientos aprendidos en experiencias anteriores.

Además, combinan los recuerdos con una estrategia de búsqueda aleatoria que va tomando relieve a medida que la memoria decae.

"Nuestros resultados nos permiten comprobar que los animales suelen buscar de forma ordenada cuando saben que lo que hay que encontrar está relativamente cerca, o bien cuando tienen escalas espaciales bien acotadas en las que repartir racionalmente el esfuerzo de búsqueda", ha explicado Bartomeus.

"En cambio, si no tienen ninguna pista que seguir, se fían más de sus expectativas y del uso de la memoria, que combinan a su vez con una estrategia de búsqueda al azar", ha asegurado el investigador.

Según Bartumeus, los resultados del estudio demuestran que cuando se incorporan movimientos aleatorios, las probabilidades de encontrar lo que se busca se incrementan.

Para obtener los resultados de este estudio, los investigadores han estudiado con detalle los movimientos del gusano 'Caenorhabditis elegans' en un espacio de laboratorio pequeño y controlado.

Durante la estrategia de búsqueda, el gusano combina el desplazamiento hacia adelante con una batería de giros conocidos que se pueden estudiar y diferenciar con detalle.

"La ventaja de C.elegans, un diminuto nematodo que se ha convertido en modelo habitual de laboratorio, es que mueve su cuerpo con giros muy visibles, y cada giro tiene una consecuencia diferente, por lo que no hay posibilidad de equivocarse o de malinterpretar sus movimientos, lo que nos permite caracterizar con detalle su estrategia de búsqueda", ha dicho Liliana Salvador.