Hubble, el ojo de los astrónomos, cumple 26 años en órbita

El 24 de abril de 1990, el transbordador espacial Discovery despegó de Cabo Cañaveral (Florida) con el objetivo de poner en órbita el primer telescopio espacial, el Hubble’, el 'ojo' por el que los astrónomos exploran el universo. Entre las espectaculares imágenes que ha captado este telescopio está la de ‘Los pilares de la creación’, en la Nebulosa del Águila, aunque no todo han sido éxitos ya que la primera imagen tomada por el Hubble estando ya en órbita fue borrosa. Y es que el 25 de junio de 1990, cuando este telescopio disparó su primera fotografía, los científicos pudieron comprobar que un fallo en el principal objetivo hacía que las instantáneas salieran desenfocadas. Sin embargo, este error fue enmendado al poco tiempo con Costar, un complejo instrumento capaz de rectificar el desenfoque inicial del telescopio. El nombre de Hubble no es casual. En 1977, cuando el Congreso de Estados Unidos dio luz verde al proyecto para impulsar el telescopio espacial de largo alcance, se decidió que tomara el nombre de quien teorizara en 1920 sobre la expansión del universo, Edwin Powell Hubble. En un principio, los astrónomos esperaban contar con las primeras imágenes del universo en 1986, cuando estaba previsto efectuar su lanzamiento desde el Challenger’. Sin embargo, este transbordador se desintegró el 28 de enero en el fatal accidente que costó la vida a seis astronautas que pretendían poner en órbita dos satélites para estudiar el cometa Halley. Este accidente retrasó hasta 1990 el lanzamiento de esta misión conjunta entre la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA), que se hizo finalmente a través del Discovery.

HITOS

Uno de los grandes hitos de este telescopio fue captar evidencias de la existencia de agujeros negros, según recoge la Agencia Espacial Europea. En 1994, el Hubble dio cuenta de agujeros negros situados en el centro de determinadas galaxias, cuando se encontraba observando una de ellas, la M87 concretamente. Ese mismo año, este supertelescopio -mide casi dos metros y medio- retrató cómo un cometa se estrelló contra la atmósfera de Júpiter, siendo este hecho retransmitido prácticamente en directo para el planeta Tierra. Hubble no recibe atención técnica por parte de humanos desde 2009, año en que la NASA puso fin a su programa de transbordadores. De hecho, el 8 de julio de 2011 supuso el último despegue de un transbordador, cuando el Atlantis’ partió de Cabo Cañaveral. Los expertos preparan la jubilación de este telescopio, pero ya hay alternativa prevista. El pasado 4 de enero, la ESA confirmó el lanzamiento del telescopio James Webb, que pretende relevar a Hubble en sus tareas. El lanzamiento de Webb’ está previsto para 2018 y partirá de la Guyana Francesa, en concreto de la base de la ESA en Kourou, según informó en enero la agencia europea. Este telescopio irá plegado en el interior del carenado de Ariane, la nave de 6,6 toneladas que pondrá en órbita este telescopio a aproximadamente 1,5 millones de kilómetros de la Tierra, en dirección opuesta al Sol. Por su parte, el regreso de Hubble’ -que en marzo descubrió la galaxia más lejana encontrada hasta el momento- a la atmósfera terrestre está previsto que ocurra entre 2019 y 2030.