Los españoles quieren (y necesitan) saber más de ciencia

Un estudio revela que sólo el 5,9% se interesa por los temas de famosos, mientras que sobre cultura científica el 15%

Un estudio revela que sólo el 5,9% se interesa por los temas de famosos, mientras que sobre cultura científica el 15%

Que uno de cada cuatro españoles piense que el Sol gira alrededor de la Tierra es una mala noticia. Que lo haga un 11% menos de los que lo pensaban en 2006 es algo más esperanzador. Y es que según la última Encuesta de Percepción Social de la Ciencia hecha pública ayer, el nivel de alfabetización científica en nuestro país ha mejorado considerablemente en la última década. Expuestos a una batería espontánea de preguntas sobre cultura de ciencia, los entrevistados supieron la respuesta en un 70 por cien de los casos, en 2006 sólo acertaron algo más de la mitad.

La Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) es la responsable de este estudio que llega ya a su séptima edición y que pretende descubrir la penetración del conocimiento científico entre nuestros compatriotas y el grado de interés general sobre temas de investigación y ciencia. Según este informe, la imagen general que los españoles tienen sobre la ciencia ha mejorado en lo últimos dos años. Casi el 60% de los encuestados considera que esta actividad reporta más beneficios que perjuicios a la sociedad. Aunque preguntados sobre las áreas que más les interesan a los encuestados, la ciencia sólo llama la atención del 15%, muy por debajo de aspectos como el empleo, la salud, el deporte, la política, el cine o el consumo. Curiosamente, solo el 5,9% declara sentirse interesado por «temas de famosos», un dato que contrasta con la audiencia de los programas y publicaciones del corazón que, a día de hoy, aún excede a la de las revistas y (escasos) productos televisivos de ciencia.

Llama poderosamente la atención la diferencia en el interés manifestado por la ciencia entre hombres y mujeres. El 20 por cien de los encuestados declaró espontáneamente estar interesado por estos asuntos. Sólo el 10 por cien de las encuestadas lo hizo. En palabras de la Secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela: «Las mujeres tenemos pocas referencias en el estamento científico donde vernos reflejadas». Y no le falta razón. Aún hoy la inmensa mayoría de los premios Nobel, encargados de unidades científicas y académicos son hombres. La ciencia todavía conserva sus propios techos de cristal.

Insatisfechos con la cantidad

Entre los datos arrojados por el trabajo de campo destaca que los españoles consideramos a los científicos la segunda profesión más prestigiosa, por debajo de los médicos y por encima de los profesores, ingenieros y jueces. Aunque a la hora de elegir una carrera para nuestros hijos la investigación no es considerada una opción óptima. En cuanto a formación en temas de ciencia, los españoles se declaran mayoritariamente poco o medianamente formados. Solo uno de cada 10 asegura contar con una formación científica alta o muy alta. Es entre los jóvenes de 15 a 24 años donde se aprecia una mayor confianza en sus propios conocimientos científicos. A la hora de informarse de estos temas, nuestros conciudadanos optan por internet y, entre todas las fuentes posibles, eligen mayoritariamente Wikipedia. Televisión, radio y revistas de divulgación son otras fuentes destacadas de información. En todos los casos, los encuestados declaran que se sienten insatisfechos con la cantidad de información recibida. Estarían dispuestos a consumir más ciencia en los medios de comunicación, justo lo contrario de lo que ocurre con otros temas como la vida de los famosos o la política. Si son sinceros, nuestros lectores querrían tener más páginas de ciencia y más horas de programación científica en la televisión en detrimento de tertulias y programas del corazón. ¿Ustedes que opinan?