Los invidentes usan un sistema similar al de los murciélagos para localizar objetos

Científicos de la Universidad de Southampton, en Reino Unido, han demostrado que las personas ciegas o con deficiencia visual tienen la posibilidad de usar la eco localización, un sistema similar al que usan los murciélagos y los delfines, para saber dónde se encuentra el objeto que necesitan.

El estudio, que se publica en la revista 'Hearing Research', buscaba analizar cómo la audición, y en especial la audición de ecos, puede ayudar a las personas ciegas a tomar conciencia del espacio y moverse en él, mejorando su independencia y su calidad de vida.

Para ello, y en colaboración con la Universidad de Chipre, llevaron a cabo una serie de experimentos con personas ciegas y con otros que no tenían problemas de visión, ni tampoco de oído, que se sometieron a una técnica de "espacio auditivo virtual"para ver su capacidad de orientación.

En concreto, utilizaron sonidos con diferentes anchos de banda y duración (de 10 a 400 milisegundos), así como diversas manipulaciones de sonido para investigar qué aspectos de los sonidos eran importantes. El espacio auditivo virtual permitió a los investigadores eliminar pistas posicionales no relacionadas con ecos, como huellas y la colocación de un objeto, y manipular los sonidos de una manera que no sería posible de otro modo.

"Queríamos saber claramente si las personas ciegas, e incluso personas videntes, pueden usar los ecos de un objeto para determinar aproximadamente donde se encuentra. También queríamos averiguar qué factores facilitan y limitan la capacidad de las personas para utilizar este mecanismo, con el fin de saber cómo aumentar esta capacidad en el mundo real", ha explicado Daniel Rowan, uno de los autores del estudio.

Uso del eco

Los resultados mostraron que las personas ciegas o con visión que tienen buen oído, aunque no tengan experiencia en el uso de la ecolocalización, son capaces de utilizar el eco para averiguar dónde están los objetos.

Los investigadores también encontraron que escuchar sonidos de alta frecuencia (por encima de 2 kHz) requiere un buen rendimiento, y las formas más comunes de deficiencia auditiva probablemente causen grandes problemas al respecto.

Asimismo, ha añadido Rowan, observaron que la capacidad de utilizar los ecos para localizar un objeto empeora rápidamente al aumentar la distancia del objeto, "sobre todo cuando el objeto no está directamente frente a nosotros".

El conocimiento obtenido de este estudio ayudará a los investigadores a desarrollar programas de formación y ayudas técnicas para personas ciegas y con problemas de visión en situaciones de poca visión.

El equipo también está ampliando su estudio para investigar la búsqueda de objetos en el espacio tridimensional y descubrir por qué algunas personas ciegas parecen ser capaces de superar a los demás, incluidas las personas videntes.