Un hallazgo científico tumba las teorías sobre el liquen

Hasta ahora se creía que estaban formados solo por un único hongo y un alga, pero se ha hallado en ellos un nuevo hongo

Ejemplo de liquen en el tronco de un árbol
Ejemplo de liquen en el tronco de un árbol

El descubrimiento de un nuevo hongo obliga a replantear la naturaleza del liquen, que hasta ahora se creía formado solo por un único hongo y un alga, según publicó este jueves la revista especializada Science, informa Efe.

El hallazgo, que altera todo lo conocido hasta la fecha sobre el liquen, es el resultado de un estudio realizado por la Universidad de Montana y la de Purdue en Indiana (EEUU), junto con científicos de Austria y Suecia.

El liquen, considerado el ejemplo de simbiosis perfecta entre un alga y un hongo tiene ahora un tercer componente: otro hongo hasta la fecha desconocido.

«La definición de liquen en los libros de texto siempre ha estado restringida a un hongo y solo un hongo. Nuestro trabajo muestra que esa definición parece no ser correcta», dijo el microbiólogo John McCutcheon, que lideró el estudio.

La investigación comienza cuando los científicos de Montana se preguntaron por qué un liquen es tóxico para un determinado grupo de mamíferos y así encontraron un componente inesperado dentro de este.

Los científicos localizaron un nuevo tipo de hongo que antes se había clasificado de forma genérica como un fermento desconocido.

Una vez localizado este nuevo tipo de hongo tóxico en Montana, los científicos se dedicaron a buscarlo en diferentes lugares del mundo, y lo encontraron en la Antártida, Sudamérica, Japón y Etiopía.

«Está en todas partes (el nuevo hongo). Ha estado escondido por más de 100 años. Probablemente los teníamos justo enfrente y creíamos saber lo que veíamos pero en realidad eran algo distinto», dijo McCutcheon.

Los investigadores concluyeron que el hongo está extendido por todo el planeta y que forma parte integral del fenómeno de simbiosis de un determinado tipo de liquen.

EFE