Clases de buenos modales para los más pequeños

Saludar antes de entrar, ocupar el mismo asiento en clase o pedir el turno antes de hablar son algunas de las cosas que están aprendiendo estos niños en Granada. Han cambiado las aulas del colegio por esta particular clase de protocolo para los más pequeños.

Es una forma de que los niños sepan cómo hay que comportarse y que conozcan los buenos modales.

A la hora de sentarse a la mesa, los niños han descubierto que existen tenedores de tres puntas, cuchillos que no cortan y qué es lo que no hay que hacer cuando se come.

Una lista de buenas maneras que, insisten, hay que inculcar desde pequeños.