Cómo y dónde ver la superluna de sangre de esta noche

El satélite se enrojecerá y aumentará su tamaño en la noche de hoy debido a un fenómeno astrológico poco habitual

La Superluna / REUTERS
La Superluna / REUTERS

Si eres de esas personas que le gusta observar la inmensidad de la Luna en lugares recónditos con poca luz, su circunferencia y las peculiares formas y tonos que se perciben sobre la faz del satélite de La Tierra, esta madrugada es la idónea para quedarse inmóvil, mirándola fijamente, y disfrutar del triple fenómeno que se producirá esta madrugada y que asombrará a cualquiera que lo vea.

En la noche del domingo 20 al lunes 21, tendrá lugar un acontecimiento muy poco habitual y es que coincidirán a la vez, en la misma noche, una superluna un eclipse lunar total y una luna de sangre. El fenómeno de la superluna consiste en un acercamiento del satélite a nuestro planeta, lo que producirá que parezca que el astro tiene un tamaño mayor. Asimismo, tendrá lugar un eclipse lunar que, debido a ello, provocará el fenómeno conocido como luna de sangre. El satélite adquirirá un color rojizo debido al comportamiento de la atmósfera terrestre frente a los rayos solares que refracta en su superficie debido a la posición de la Tierra, justo entre medias de ambos.

Este evento astronómico, en el que la luna adquirirá el resplandor cobrizo tan característico de los eclipses lunares, será también visible en toda América, Europa Atlántica y parte de África, informa Efe.

Aunque en España se podrá disfrutar del eclipse en su totalidad, se verá mejor en la mitad oeste.

La Luna empezará a eclipsarse -entrada en la sombra terrestre- a las 4:33 horas peninsular y la fase de totalidad del eclipse, que durará 62 minutos, comenzará a las 5:41 horas y terminará a las 6:43 horas, según cálculos de la agencia estadounidense del espacio NASA.

Poco más de una hora para disfrutar de un evento que en España no se repetirá hasta mayo de 2022 -en noviembre de 2021 hay otro eclipse total de luna pero no será visible desde nuestro país-.

Para disfrutar del eclipse no es necesario un telescopio ni gafas especiales como ocurre con los eclipses solares, pero su visibilidad se podría ver afectada por la meteorología, por las nubes y lluvias.

Según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), hará peor tiempo en la mitad norte peninsular, Baleares e Islas Canarias occidentales que en el sur de la península, el mediterráneo y las islas orientales del archipiélago canario.

Popularmente este tipo de eclipses se conocen como «luna de sangre» porque la luna adquiere una tonalidad rojiza, consecuencia del comportamiento de la atmósfera terrestre frente a los rayos solares.

Esta capa de la Tierra, que actúa como una lente, desvía todos los componentes de la luz del Sol, excepto la rojiza, que sufre «un menor desvío» y tiñe la faz de la Luna.

Un eclipse lunar se produce cuando la Tierra se coloca entre el Sol y la Luna, bloqueando que los rayos solares puedan llegar al satélite, y el de esta madrugada coincide además con lo que se conoce como «superluna», aunque este no es un término astronómico.

Esto ocurre cuando, además de estar en fase de luna llena, el satélite se encuentra en su punto más cercano a la Tierra o perigeo.

Planetarios han organizado actos para divulgar este evento, como el de Madrid, donde se podrá ver en directo desde su sala de proyección principal con los comentarios de un astrónomo.

No obstante, un año más, habrá posibilidades de verlo desde casa: será retransmitido en directo desde el Observatorio del Teide a través del canal sky-live.tv con la colaboración del proyecto europeo STARS4ALL, informa el Astrofísico de Canarias en su web.

El año pasado se produjo un fenómeno parecido conocido como eclipse de superluna azul de sangre y que llevaba sin producirse desde 1982.