Adiós «C.S.I.», irrumpe en EE UU la Colombo española

"The mysteries of Laura", nueva baza de la cadena NBC
"The mysteries of Laura", nueva baza de la cadena NBC

La próxima gran estrella entre las series policiacas en EE.UU. tiene sello español, no entiende de luces ultravioleta ni de complejos compuestos químicos, pero va sobrada de intuición y mucho aplomo para hacer frente a su doble faceta de aguda detective y madre superada por unos gemelos hiperactivos.

Se trata de "The mysteries of Laura", nueva baza de la cadena NBC para su horario de máxima audiencia a partir de otoño, que traslada a suelo americano las historias de la agente Lebrel, protagonista de una ficción española que abandonó el tono "procedimental"de formatos como "C.S.I."y recuperó con éxito el estilo de clásicos como "Colombo"o "Se ha escrito un crimen"("Murder she wrote").

El primer capítulo, que esta misma semana disfrutó la prensa española en un pase privado, arranca con la inevitable persecución a cuatro ruedas que rigen los cánones del género, bien cargada de adrenalina, choques y disparos al aire. Hasta ahí todo es normal.

En ese enjambre de sirenas, una de las agentes implicadas -cuyo rostro aún no muestra la cámara- se lanza tras los pasos del delincuente fugado. Un plano muestra el interior de su vehículo y el contraste entre la firmeza de su voz y un neceser de flores, en un asiento plagado de restos de comida, papeles y pañuelos usados.

Laura Diamond, como se llama en EE.UU. esta policía, por fin se deja ver de cuerpo entero, con el rostro de la conocida actriz Debra Messing ("Will & Grace", "Smash") y el atuendo nada glamuroso de quien ha salido a por unas compras rápidas a la tienda de la esquina, parapetado bajo una imprescindible gabardina.

En un parque plagado de gente, Diamond acorrala y encañona al delincuente. Sus dulces ojos azules le dirigen una firme advertencia: disparará si el malhechor no suelta a su rehén. Este no responde y Diamond le vuela la oreja. "Nunca me creen", se lamenta socarrona la agente tras herirle y liberar al transeúnte retenido.

En esa tendencia al gatillo fácil reside la principal diferencia entre el personaje compuesto por Messing y el original, interpretado por la actriz española María Pujalte, mucho más contemplativa.

La ex protagonista de "Will & Grace", que recibió durante el rodaje de este capítulo la noticia del fallecimiento de su madre, se muestra entusiasmada con un papel que, según señalan todas las actrices que lo han encarnado, es "un personaje entre un millón".

"La suya es una Laura más 'popcorn', sometida al ritmo de Nueva York", explican los responsables de la productora Boomerang TV, que vendió a la NBC los derechos para adaptar esta serie que en España ha emitido TVE tres temporadas y que también se ha versionado en Rusia, Holanda e Italia.

"Es un orgullo que los americanos nos copien", dicen sus creadores, que no esconden el claro referente de las novelas de Agatha Christie y que achacan su proyección a su carácter de "formato sencillo con claves de éxito universal", más allá de los localismos.

Laura es una profesional de éxito y una mujer sin complejos que nunca dice no a un buen pastel ni a enfrascarse en las situaciones más comprometidas con tal de sacar un caso adelante, lo que asegura risas, empatía y tensión a partes iguales. En su vida, solo escapan a su control unos díscolos gemelos y un exmarido infiel, un tanto insensato y encantador del que no podrá desligarse fácilmente.

"La vida personal del protagonista vuelve a importar y se recupera la tradición de los detectives de andar por casa, un tanto frikis. Decimos que es una serie analógica en estos tiempos digitales", añaden desde Boomerang TV.

Para ellos, otra de las claves que despertaron la atención de los ojeadores estadounidenses está en su presupuesto, una quinta parte del que utilizan en las producciones de EE.UU.

"La televisión en España es industria. Se produce bien y barato y el mundo cada vez ve se fija más en nosotros, en nuestros actores y guionistas", declaran los autores de esta serie que en su versión original se ha emitido en más de una veintena de países latinoamericanos, de Argentina a Guatemala.

Su versión estadounidense coincidirá en la parrilla con la adaptación de otra serie española, "Pulseras rojas", lo que en opinión de Boomerang TV revela el buen nivel de la ficción de este país, "muy equiparada con las grandes ligas, tras dejar de ser la hermana pobre".

Laura Diamond ya tiene licencia para empezar a disparar. Será a partir del 24 de septiembre en el horario de máxima audiencia de la NBC, mientras que TVE tiene pendiente de confirmar la grabación de la cuarta temporada de los enredos de su victoriosa "prima"española.