Antonio Jiménez: «La polémica es necesaria en los debates»

En un plató más amplio, con público en directo y una hora más de emisión como principales novedades, Antonio Jiménez vuelve a 13tv para seguir un curso televisivo más al frente de «El cascabel» (de lunes a jueves, de 21:45 a00:45 horas). Así, el periodista reconoce sentirse «muy ilusionado por empezar una temporada desde el principio» –ya que el año pasado se incorporó en febrero– y comenta que entre los objetivos está «consolidar este proyecto y, por supuesto, mejorarlo».

Con público en directo

Añadir una hora al programa nació «con el convencimiento de que ibamos a introducir una especie de "late night"que ahora mismo no hay en televisión», en una franja en la que la audiencia o se inclina por retransmisiones deportivas o por las series y películas que están acabando. Ese tiempo extra les ha permitido introducir nuevas secciones como la revista de prensa, «donde valoramos los contenidos de los periódicos del día siguiente», o prestar más atención a la crónica social y a los sucesos.

Ante un set de entrevistas que puede acoger hasta a tres invitados, Jiménez asegura que le gustaría que se sentasen en él «desde el presidente del Gobierno, hasta el líder de la Oposición, el presidente de la Generalitat o la de Andalucía», ya que «en un debate político tienen que estar las personas que protagonizan y viven la vida política». Aparte de ellos, comenta que «contamos con la mejor plantilla de colaboradores y analistas políticos», y que «ellos son las estrellas, que tienen que destacar a través de sus argumentos y opiniones». Así, este año pretenden que «se consoliden los que han venido acompañándome durante la temporada pasada», mientras que «se ha incorporado a personas que habían acudido alguna vez pero no tenían regularidad».

La posibilidad de tener público en directo ha sido una de las «buenas sensaciones» que les ha funcionado, por lo que reservan un día a la semana para que la gente pueda ver el debate en directo. Además, «la opinión del espectador está muy presente en el programa a través de preguntas y barómetros. Sin embargo, no sólo se queda en el plató, y asevera que «la audiencia social es un referente», por lo que «estamos volcándonos para buscar la complicidad y la atención de los que viven con mucha intensidad la opinión y los comentarios de los debates políticos en las redes sociales». Todos estos espectadores podrán contar también este año con momentos destinados al entretenimiento, dentro del que destaca el fichaje del Grupo Risa, al que Jiménez define como «gente que tiene la capacidad para provocar la sonrisa con mucha ironía, mordacidad y tranca política, pero sin ofender».

Pese a todas estas novedades, el periodista se enfrenta con resignación a un horario tan competitivo como es el «prime time», y más en medio «de la mejor programación que, probablemente, se está haciendo nunca en España». Sin embargo, reconoce orgulloso que se están abriendo camino dentro de esa «competencia tan feroz y tremenda», ya que «El cascabel» se ha convertido en «líder del debate político diario de la noche». Entre los ingredientes de un buen espacio político como éste, Antonio Jiménez señala el dinamismo y la agilidad, pero sin olvidar valorar los temas de interés y ajustar los tiempos. A eso añade que también es importante que «haya polémica, porque es necesaria en los debates». Reconoce así que el éxito «es un compendio de muchos factores, que nos obliga a estar muy despiertos, y a trabajar con mucha intensidad y no bajar la guardia».