Charo Izquierdo: «''Grazia'' es sinónimo de credibilidad»

La revista femenina del Grupo Planeta publica su primer número el próximo miércoles

Un equipo muy sólido y experimentado
Un equipo muy sólido y experimentado

Con más de 70 años de vida, la italiana «Grazia» se ha convertido en un referente en el sector de las revistas femeninas de moda.

Con más de 70 años de existencia, la italiana «Grazia» se ha convertido en un referente imprescindible en el sector de las revistas femeninas de moda. Con una periodicidad semanal es una publicación donde todo el «quién es quién», tanto a nivel internacional como nacional, quiere estar, fruto del prestigio que se ha ganado a lo largo de décadas. El pasado 21 de septiembre Mondadori y la editorial de revistas del Grupo Planeta, Prisma Publicaciones, anunciaron el lanzamiento de «Grazia España» con Charo Izquierdo como máxima responsable de un ambicioso proyecto que ya es una realidad, puesto que su primer número saldrá a la venta el próximo miércoles.

-En un mercado extremadamente competitivo por fin llega «Grazia España» para revolucionar los quioscos.

-Sí, había muchos deseos, tanto por parte de Mondarori como del Grupo Planeta e incluso de las marcas, de que «Grazia España» se implantase en nuestro país. Desde que nació en Italia, en 1938, se convirtió en la biblia de la moda y, a partir de su internacionalización, en 2005, está en todos los países influyentes de Europa y también en otras naciones emergentes como China e India. No podía faltar en un país tan estratégico como España.

-La moda es una de sus principales señas de identidad.

-Sobre todo por el planteamiento que tenemos del mundo de la moda, ya que abarcamos todas sus realidades, desde la moda aspiracional –la mayoría de las mujeres anhela tener prendas o complementos de Gucci, Chanel o Dior– hasta la real. Desde que Zara empezó a distribuir sus nuevos modelos con una perioricidad de casi dos veces a la semana , algo que después copiaron todas las marcas, las revistas mensuales, por razones obvias, no pueden cubrir este espectro. Nosotros, al ser semanal, sí. «Grazia España» va a estar muy cerca de lo que está sucediendo en las tiendas y de la forma que tienen las mujeres de consumir la moda, insisto, a medio camino entre las aspiraciones de grandes firmas y marcas más asequibles.

-Pero «Grazia España» es más que moda...

-Por supuesto. Nosotros tenemos un lema: la actualidad se viste de moda y la moda se viste de actualidad. Esta revista va dirigida a una mujer que le gusta vestir bien, pero que no es una «fashion victim». También quiere estar informada de todo lo que sucede a su alrededor. Uno de los pilares de «Grazia España» es la actualidad: la de los personajes, las «celebrities», cultural, social, política... Todo lo que ocurre cada día es susceptible de estar en la revista, con un añadido,que es ir un paso más allá y buscarle una vuelta de tuerca a las noticias.

-¿Qué se quiere transmitir a través de los contenidos?

-En la revista se usa mucho el término «easy chic»: lo sencillo es lo más elegante, un giro al tradicional «menos es más», pero sin abandonar la sofisticación. En el diálogo permanente que pretendemos tener con nuestras lectoras les transmitiremos: «Somos sencillos y nos relacionamos muy bien contigo, pero también somos sofisticados y elegantes en el planteamiento del envoltorio con el que te lo damos».

-Cualquier publicación también tiene un punto de complicidad anímico con sus lectores...

-Y «Grazia España» también quiere difundir sus valores: emoción, chispa, felicidad, dinamismo y, también rigor y el trabajo bien hecho. En toda su historia, y en todas sus ediciones internacionales, la revista tiene una gran credibilidad. Todo lo que sale en «Grazia» es verdad. Tanto es así que muchos presidentes del gobierno han concedido entrevistas a la publicación con la certeza de que están apareciendo en un medio fiable y respetado cuyas informaciones, reportajes y entrevistas no son cuestionadas.

-Usted ha definido la revista como innovadora, osada, desafiante...

-Sí, porque es un producto que huye de los tópicos y de los territorios comunes. Además no sigue las normas estrictas de las revistas semanales y es rompedora en su diseño, en el lenguaje que utilizamos, en los personajes...

-¿Dependen de los contenidos originales de «Grazia»?

-No, el acuerdo de licencia entre Mondadori y Prisma Publicaciones no contempla que dependamos de los contenidos originales que usted cita. Lo que es evidente es que hay reportajes magníficos, tanto en las ediciones británica, alemana y china, por decirle tres ejemplos, que podremos comprar. «Grazia España» es la edición vigésimo segunda, y la semana próxima se lanza la de Corea. Tenemos donde elegir. Si queremos ofrecer un gran reportaje sobre las modelos chinas sólo hay que contactar con «Grazia China». Es lo bueno que tiene formar parte de una familia numerosa.

-¿Qué elementos va a tener la portada del primer número de «Grazia España» para atraer a los lectores?

-Un personaje que está muy de actualidad y en el que la moda va a tener mucha importancia. Para nosotros la actualidad es fundamental. No vamos a sacar a una modelo o a una «celebrity» porque sí, porque nos haya dado un posado estupendo. Hay que ir mucho más allá. Lo mismo sucederá con las entrevistas, siempre serán a personajes que tengan algo que decir.

-«Grazia España» aparece en un momento en que el país no está atravesando por su mejor etapa.

-Mire, el propio hecho de sacar un producto nuevo al mercado ya provoca emoción e ilusión. Que una empresa como Planeta tenga la osadía, la valentía y la donosura de plantear este lanzamiento ahora mismo se puede considerar como un premio, aunque el mejor es hacer un buen trabajo y que éste sea reconocido. Nuestro país necesita estímulos de este tipo. Proyectos nuevos, apetecibles, divertidos... La revista se hace con una cierta ironía y distancia de las cosas y mucho sentido del humor que, al final, es un arma infalible. En la publicación saldrá un «hashtag»: #estotambiénesEspaña porque creemos sinceramente que la realidad que propone la revista también es España. Si se quiere la cara B, aunque para mí es la cara A, porque demuestra que en nuestro país también hay frescura, personas emprendedoras y brillantes, firmas y marcas estupendas con prestigio internacional... Evidentemente, y lo quiero subrayar, entre nuestros valores también está la solidaridad. Por ejemplo, en el primer número hay un reportaje de Angelina Jolie con Malala, la joven paquistaní que ha sido tiroteada por los talibanes por reclamar una educación igualitaria para las niñas de su país. Y cada semana sortearemos entre nuestras lectoras un bolso de lujo con su contenido. Se participa a través de SMS y el dinero será para una ONG. Es obvio que estamos comprometidos con la sociedad.

-¿Qué supone para usted desde el punto de vista profesional un proyecto de esta envergadura?

-Crear algo nuevo, partir desde cero genera una emoción insuperable. Además de seguir actuando según mis valores, entre los que está la pasión. Es como enamorarse otra vez, vuelves a tener mariposas en el estómago. Y luego, claro está, hay que tener en cuenta que estás recreando un producto que me gustaba mucho. Desde hace muchos años le estaba echando ojitos a «Grazia España».

Un equipo muy sólido y experimentado

Izquierdo sostiene que si ella tiene pasión por el proyecto, «mi equipo la duplica». La directora se ha rodeado de muy buenos profesionales. Algunos de ellos la acompañan desde hace años. «Tengo una maravillosa directora de moda y belleza, Natalia Bengoechea. Sin ella, no hubiera emprendido esta aventura. Después están mi asistente Alicia Gil, que es el alma de la redacción, la subdirectora, Paloma Leyra....». Así hasta 24 personas en redacción.

En el mundo

En 2005 comenzó la expansión internacional de «Grazia». Desde entonces, está presente en veintidós países, tan diversos como Rusia, India, Holanda, Polonia, Suráfrica, Tailandia, Francia, Reino Unido, Macedonia y los Emiratos Árabes Unidos, entre otros. Cada revista guarda su propia identidad respetando en ADN de la edición madre, que salió a la venta en Italia en 1938 y que se consolidó rápidamente en la prensa italiana, como la revista femenina más influyente. En la actualidad, «Grazia» cuenta con casi dieciséis millones de lectores en el mundo y cinco millones de usuarios únicos en internet, cifra que aumenta considerablemente mes a mes.