El director de informativos de TVE, orgulloso del «control férreo de calidad» en la cadena

Los directores de Informativos de TVE y laSexta, Julio Somoano y César González Antón, respectivamente, han defendido la cobertura que hicieron sus cadenas del accidente ferroviario de Santiago, y se han declarado partidarios de que la autorregulación, y no la sanción, marque los límites en la difusión de imágenes de este tipo de catástrofes.

Somoano y González Antón reflexionan sobre estas cuestiones en una entrevista conjunta que publica el último número de la revista de la Academia de Televisión, 'Academia TV'.

El jefe de Informativos de TVE cree que, en general, el tratamiento que se dio a la noticia del accidente "fue correcto". "Nosotros tenemos intacto nuestro espíritu para que La 1 sea en estas cuestiones una cadena blanca que pueda ver todo nuestro público y que no hiera su sensibilidad. Y creo que lo demostramos con el tratamiento de los sucesos y tragedias como ésta de Santiago".

A su juicio, la difusión en estos casos debe tener como límite el momento en el que no se aporta más información, "se cae en el morbo y se hiere la sensibilidad del espectador, y, sobre todo, la sensibilidad de las familias y de los amigos de las víctimas que también consumen información".

"Nosotros, en TVE, tenemos el orgullo de contar con un control de calidad férreo. Por un lado, la comisión de control parlamentario, y, por otro lado, con otros organismos como la Defensora del Espectador, que está siempre velando por eso, por que el espectador reciba información dentro de los límites", añade Somoano.

César González Antón también defiende la cobertura del accidente y cree injustas las críticas que se hicieron contra Televisión de Galicia o el Canal 24 Horas por las imágenes duras que emitieron. "Se ha estado haciendo un trabajo de una información en directo que es absolutamente veraz y de interés general".

Repetición de imágenes

El vídeo del descarrilamiento del tren era necesario emitirlo, en opinión de Antón, porque "es una prueba de la velocidad a la que iba ese tren"y determina una información "muy pertinente respecto al accidente". "Opino lo mismo", apunta Somoano sobre este punto. "Ofrecer el momento en el que descarrila el tren es información", pero "creo que no necesitamos verlo un montón de veces, como ha ocurrido en determinadas tertulias o debates".

Sobre la posibilidad de una regulación en los excesos de este tipo de informaciones, Somoano defiende que "el camino no es la sanción, sino hacer de verdad un control de calidad general y establecer un diálogo amplio para llegar a conclusiones que nos beneficien a todos los medios".

El directivo de laSexta advierte de que ni los propios periodistas se ponen de acuerdo en el punto exacto en que la información pasa a ser morbo. "Por eso, se hace difícil llegar a unas conclusiones para una regulación con efecto punitivo", señala. "Creo que es básico que tengamos claros los principios deontológicos en la redacción, y parece bastante sensato tener un control de calidad y organismos no sancionadores, que te ayuden a seguir realizando bien tu trabajo".