El «reality» más trágico

Imagen de uno de los helicópteros accidentados
Imagen de uno de los helicópteros accidentados

El programa de aventuras «Dropped» sufrió un devastador accidente de helicóptero que se llevó diez vidas.

Francia se despertó ayer conmocionada con la noticia del accidente de dos helicópteros en Argentina, y la muerte de diez personas, entre ellas, ocho franceses, de los que tres eran grandes deportistas de élite, que han dado a su país algunos de sus mejores momentos de gloria: la nadadora Camille Muffat, la navegadora Florence Arthaud y el boxeador Alexis Vastine. Todos ellos participaban en el rodaje de «Dropped», un nuevo programa de supervivencia que grababa la televisión francesa TF1 para emitir este próximo verano. Era un juego «destinado a proporcionar felicidad» a los telespectadores, comentó ayer el presidente de TF1 Nonce Paolini, «y nos encontramos viviendo un drama». El presidente de Francia, François Hollande, rindió homenaje a las víctimas y expresó su «inmensa tristeza» por la muerte de sus compatriotas.

Los dos helicópteros habían despegado unos segundos antes del accidente y entraron en colisión por causas todavía desconocidas. Todos murieron en el acto. El resto del equipo que se había quedado en tierra asistió al accidente a unos pocos cientos de metros. El objetivo de «Dropped» es abandonar en plena naturaleza a ocho campeones. En este caso, además de los tres fallecidos, también participaban el nadador Alain Bernard, la ciclista Jeannie Longo, el futbolista Sylvain Wiltord, el patinador Philippe Candeloro y la snowbordista Anne-Flore Marxer, todos ellos excelentes en su propia disciplina. Como decía recientemente el presentador del concurso, Louis Bodin, «son gente que se sale de lo ordinario».

Es el caso de Florence Arthaud, bautizada «la novia del Atlántico», por las veces que lo había cruzado en su barco, acompañada o en solitario, la primera vez con 18 años. La navegadora desarrolló su pasión por el mar después de un accidente de coche, varios días en coma y 6 meses de hospitalización. Un año después realizó su primera travesía del Atlántico junto a su padre, y cuando en 1990 ganó la Ruta del Ron, el diario deportivo «L’Equipe», no dudó en proclamarla «Campeona de campeones». Camille Muffat sorprendió este verano a sus seguidores al anunciar que se «jubilaba» con 24 años. Había decidido dejar la natación que tan buenos momentos le había proporcionado, como las tres medallas de los Juegos Olímpicos de Londres, entre ellas el oro en 400 metros libres.

Los padres de Alexis Vastine no se han recuperado de la muerte de una hija hace dos meses y han tenido que encajar la de su hijo, también en un accidente. Cuando los gendarmes llamaron ayer a la puerta para darles la noticia, ellos ya se habían enterado por la televisión. Alexis ganó en los Juegos Olímpicos de Pekín la medalla de bronce en la categoría de menos de 69 kg. Entre el resto de los fallecidos, además de los dos argentinos que pilotaban los helicópteros, se encontraban cinco personas del equipo técnico, todos ellos con una gran experiencia en este tipo de programas.

La productora de «Dropped», ALP, se ve así atrapada por segunda vez en un drama. También están detrás de otro exitoso programa de supervivencia, «Koh-Lanta», que en 2013 dejó en suspenso su 13ª edición, tras fallecer uno de los concursantes de un infarto durante una prueba. El rodaje de «Dropped» debía interrumpirse este viernes para permitir a participantes y equipo técnico hacer un alto en el camino y regresar a casa por espacio de una semana.