El robo del Códice Calixtino ya tiene serie

Comienza el rodaje del suceso que conmocionó a España en 2011

Tenía todos los ingredientes para ser un apasionante «thriller» policiaco, pero, por aquello que la sabiduría popular prodiga –«la realidad supera a la ficción»–, la historia no fue un «best seller», sino la noticia que ocupó durante días las portadas de los periódicos bajo el título del «robo del siglo» y conmocionó a toda España. Tres años después de aquel acontecimiento que puso en entredicho la vulnerabilidad de una de nuestras joyas patrimoniales, el robo del Códice Calixtino en la Catedral de Santiago de Compostela regresa a la pequeña pantalla, pero esta vez en forma de miniserie para la Televisión de Galicia, un proyecto realizado por Ficción Producciones bajo la dirección de Jorge Cassinello.

El acontecimiento, que puso en peligro la conservación del Códice –de gran valor historiográfico, ya que recoge las primeras peregrinaciones a Santiago–, tuvo una gran repercusión, tanta, que el propio juez encargado del caso aprovechó el tirón de actualidad para tranformarlo en libro bajo el título de «Santiago: La leyenda del santo oculto» y el presentador Paco Lodeiro lo convirtió en «hit» musical. Ahora le ha llegado el turno a la ficción televisiva. La miniserie, que tendrá tratamiento de «thriller», recoge las reacciones y teorías que se fueron barajando desde el inicio de la investigación. Se presentará desde los cuatro puntos de vista de los protagonistas implicados: la Iglesia, el equipo de investigación, los periodistas y Manolo Fernández, el autor confeso del robo. Este último, un electricista aparentemente sencillo que trabajaba en la Catedral, estará interpretado por el actor Miguel de Lira («Los hombres de Paco»), y sus rutinas y misterioso pasado compondrán el hilo conductor de la ficción.

Bautizada como «Códice», la miniserie cuenta con intérpretes de la talla de María Vázquez («Al filo de la ley») y Francis Lorenzo, quien, al igual que en «Águila Roja», interpretará a un comisario, aunque éste será muy distinto al despiadado personaje que interpreta en la serie de La 1. «Es el encargado de la investigación, un personaje normal, que juega un papel conciliador. Marca una pausa entre el juez y la inspectora», explica a LA RAZÓN el actor.

Cien por cien gallego

Además, el equipo participante es íntegramente gallego –a excepción del director de fotografía– y las grabaciones están localizadas en Santiago y en la propia Catedral, uno de los desafíos y atractivos de la producción, ya que «pocos tienen acceso a los entresijos» de este monumento. «Se trata de un proyecto muy emocionante y todos los personajes tienen un momento de gloria», adelanta el actor. El rodaje, que ha comenzado esta semana, terminará en octubre, dando como resultado una miniserie de dos capítulos que intentará reproducir una historia llena de intrigas sobre la que todavía existen muchos interrogantes que, a día de hoy, continúan abiertos.

Un electricista, ladrón confeso

El ladrón confeso del Códice Calixtino, Manuel Fuentes Castiñeiras, un electricista gallego de 61 años, tenía la copia de las llaves de casi todas las estancias y las claves de dos de las cajas fuertes. Se calcula que pudo robar 200 euros cada día de la catedral de Santiago, botín al que Manuel sumó el Códice Calixtino. La policía creyó en principio que el robo, realizado en julio de 2011, había sido a manos de una banda organizada, teoría finalmente desechada con la detención del culpable un año después del hurto.