El singular director Todd Haynes, a examen en TCM

El cineasta Todd Haynes

Desde sus inicios, Todd Haynes demostró que era un cineasta que no se acomodaba ni a las tendencias cinematográficas ni a las exigencias de sus estudios

Desde sus inicios, Todd Haynes demostró que era un cineasta que no se acomodaba ni a las tendencias cinematográficas ni a las exigencias de sus estudios. Algunas de sus películas –como «Velvet Goldmine», el melodrama «Lejos del cielo» o «Carol»–, se han convertido en cintas de culto y un reflejo de su personalidad. Mañana, TCM emite a las 22:00 horas en «Una vida en imágenes» un documental sobre el cineasta producido por la Academia Británica de Cine y Televisión (BAFTA).

En él, Heynes comienza con una declaración de intenciones: «Mirar el mundo, reclasificarlo, desafiar la identidad». Este dogma lo siguió a rajatabla desde los inicios de su carrera, donde ha abordado sin tapujos la estética glam, los romances interraciales y las historias de amor que se escapan de los convencionalismos. Haynes también comenta sus influencias cinematográficas y destaca su querencia por directores tan aparentemente distantes de su cinematografía como William Wyler, George Cukor y Max Ophüls. También alaba el trabajo de sus dos actrices fetiche, Julianne Moore y Cate Blanchett, de las que subraya «su valentía para encarnar a personajes comprometidos». Tras el documental se emitirá «I’m not Here» (2007), una recreación de la vida de Bob Dylan.