El último truco de Adrien Brody

El actor da vida al famoso escapista en «Houdini», que hoy estrena Discovery Max

El actor da vida al famoso escapista en «Houdini», que hoy estrena Discovery Max

«El increíble Adrien». Así se llamaba el primer espectáculo de magia que Adrien Brody realizó en Queens cuando era niño para después permanecer en un campamento de ilusionismo con el que animó muchas fiestas de cumpleaños de amigos y a los trabajadores de «The Village Voice», el periódico en el que su madre era fotógrafa. Aunque luego se decidió acertadamente por la interpretación, se puede decir que estaba preparándose para un papel especial, el de Harry Houdini. El actor no pudo escapar a la tentación de interpretar al famoso mago en «Houdini», una miniserie que estrena hoy Discovery Max a las 22:30 horas y que narra la vida y la carrera del escapista más famoso de todos los tiempos.

En contra del espiritismo

A lo largo de cuatro episodios de una hora cada uno, veremos la evolución del ilusionista desde sus espectáculos en pequeñas ferias de pueblos de EE UU hasta conseguir llenar los teatros más prestigiosos del mundo. Pero también podremos entrever el trasfondo de la persona, su relación con la fama, su trabajo ocasional como espía y sus encuentros con grandes personajes de la época como Rasputín y Arthur Conan Doyle, que acabarían por transformarle. La serie está basada en el libro «Houdini: una mente encadenada. Un retrato psicoanalítico», del doctor Bernard C. Meyer, de 1976, y que su propio hijo, Nicholas, ha adaptado para televisión. Sin embargo, el texto no está exento de polémica, puesto que incide sobre cuestiones freudianas como su dependencia materna, su gusto casi patológico por las ataduras e incluso una posible claustrofobia sin diagnosticar. También fue el primer escrito en el que se reveló el conflicto existente entre Harry, su hermano Leo y Sadie Weiss (que se divorció de su otro hermano, Nathan, para casarse con Leo). El productor ejecutivo de la miniserie, Gerald W. Abrams, y Sandra Stern, directora de operaciones de televisión en Lionsgate, afirmaron que se trata de un auténtico «biopic» –rodado íntegramente en Budapest–, que nos llevará desde «la cuna hasta la tumba» del mago: un joven inmigrante húngaro de orígenes humildes, hijo de un rabino de Wisconsin, hasta mostrarnos en las dos últimas entregas cómo tras la muerte de su madre dedica todos sus esfuerzos a desenmascarar a los médiums y espiritistas que intentan contactar con Cecilia Weiss. Gracias a casi 300 tomas de efectos especiales podremos observar los mejores números del escapista. El propio Brody en una entrevista desvela que también se mostrará cómo se hacen muchos de ellos, aunque él sigue la máxima de que «un mago nunca revela sus trucos». Según confiesa el actor, «yo idolatraba a Houdini cuando era niño; fue mi héroe original de acción». De momento, la crítica americana –en EE UU la serie fue seguida por más de 4 millones de espectadores– se sitúa a favor del papel de Brody sin convencerse del guión y es posible que asistamos a un gran truco final.

La reaparicióndel pianista

Como si de un truco más se tratase, el actor se ha dejado ver por el gran público en esta miniserie televisiva. En la actualidad se encuentra inmerso en varios proyectos independientes, ya que en los últimos cinco años, y a pesar de haber aparecido en 12 películas, ninguna ha conseguido recuperar la fama que le dio «El pianista». Acaba de terminar «Dragon Blade», que coprotagoniza con Jackie Chan y que se estrenará en febrero, y tiene dos nuevos proyectos:«Septembers of Shiraz» y «Manhattan Nocturne».