Enemigas íntimas

Ryan Murphy vuelve a la pequeña pantalla con «Feud», su nuevo proyecto, basado en los escándalos de las antiguas estrellas del cine. Para ello contará, entre otras actrices, con Catherine Zeta-Jones, que regresa a la pequeña pantalla

Ryan Murphy vuelve a la pequeña pantalla con «Feud», su nuevo proyecto, basado en los escándalos de las antiguas estrellas del cine. Para ello contará, entre otras actrices, con Catherine Zeta-Jones, que regresa a la pequeña pantalla

Es de todos conocida la dificultad que supone triunfar en el mundo artístico. La lista de quienes han fracasado, después de haberlo apostado todo, es más que amplia. Es lo que sucede con las artes escénicas. Son muchos los obstáculos con los que poder tropezarse en el camino para llegar a lo más alto, sobre todo si la meta es triunfar en Hollywood. La meca del cine no se alcanza sin pena ni gloria, e incluso es bastante problable toparnos con ambas. Con esta idea llega a la pequeña pantalla el director Ryan Murphy y su nueva serie «Feud», con la que intentará mostrar la parte oculta de ese glamour con el que se engalana todo el universo «hollywoodiense» y que tuvo una importante época dorada.

- Anécdotas dramáticas

Así, Murphy llevará a la televisión el curioso caso del clásico largometraje «¿Qué fue de Baby Jane?» (1962), de Robert Aldrich. Un filme que tuvo dificultades desde sus comienzos. Con el inconveniente de encontrar productores para financiar la película, el propio Aldrich declararía que nadie era capaz de «dar un duro por estas dos brujas». Las dos «brujas» a las que hacía referencia eran, ni más ni menos, que Joan Crawford y Bette Davis. El director tuvo la valentía de reunir a dos de las divas de la época que se encontraban peleadas entre sí, quizá con la intención de que el largometraje tuviera más credibilidad, ya que la trama se centra en la mala relación que hay entre dos hermanas que están condenadas a estar juntas. A partir de ahí, las anécdotas son muchas: desde que la enemistad entre Davis y Crawford se podría deber a que la segunda –declarada bisexual– había sido rechazada por la primera; también se dijo que en la escena en la que Davis golpea a Crawford, ésta última acabó con tres puntos de sutura; o como el matrimonio de Crawford con Alfred Steele –presidente de Pepsi– hizo que Davis exigiera poner dispensadores de Coca Cola durante el rodaje.

En los ocho capítulos con los que cuenta la primera temporada de «Feud», y cuyo rodaje comienza en otoño, veremos si Murphy abarcará alguna de estas anécdotas y hasta dónde se pueden considerar verdaderas. Lo que sí es cierto es que el drama –en todos los sentidos– de Aldrich consiguió cinco nominaciones al Oscar. Para encarnar a las dos actrices, el director contará con Susan Sarandon y Jessica Lange, compañeras que espera se lleven mejor que las actrices a las que interpretan. Lo mismo sucede con otro rostro conocido que se ha unido al elenco de actores. Catherine Zeta-Jones se pondrá bajo la dirección de Ryan Murphy para ponerse en la piel de Olivia de Havilland. El desapego entre la famosa actriz de «Lo que el viento se llevó» y su hermana Joan Fontaine era uno de los temas más comentados en los medios de la época. Aún no se conoce quién interpretará a Fontaine, pero lo que sí es seguro es que «Feud» supone el regreso a la televisión de Zeta-Jones, además de ser una de las grandes apuestas de la pequeña pantalla para la próxima temporada. Por su parte, Alfred Molina interpretará a Aldrich. En cuanto a los productores, destacan Brad Pitt y Dede Garner.