La productora de «Cuéntame» dice que la serie seguirá aunque TVE no lo confirma

Miguel Ángel Bernardeau, marido de Ana Duato, reitera que las cuentas de la actriz no están bloqueadas

Antonio (Imanol Arias) y Mercedes (Ana Duato) renovarán sus votos
Antonio (Imanol Arias) y Mercedes (Ana Duato) renovarán sus votos

Miguel Ángel Bernardeau, marido de Ana Duato, reitera que las cuentas de la actriz no están bloqueadas.

Coincidiendo con la emisión mañana del último capítulo de la decimoséptima temporada, ayer saltaron los rumores sobre la cancelación de «Cuéntame cómo pasó», la serie más longeva de la televisión de nuestro país. Miguel Ángel Bernardeau, marido de Ana Duato y dueño de Ganga Producciones, niega rotundamente que TVE haya decidido no renovar la ficción. «Hasta lo que yo sé, no es así», Y continúa: «En este país se pueden publicar impunemente falsedades y yo no puedo hacer nada». Por su parte, el ente público ni confirma ni desmiente qué ocurrirá con la ficción. «Estamos en negociaciones», afirman. TVE encargó una auditoría cuyas conclusiones se conocerán en los próximos meses.

«Operación city»

El escándalo saltó hace tres semanas cuando el nombre de Imanol Arias, actor principal de la serie, apareció en los «papeles de Panamá». Días más tarde salió publicada la detención de cuatro miembros del despacho Nummaria por diseñar operaciones opacas internacionales. Fue entonces cuando el nombre de Ana Duato y el de Ganga Producciones aparecieron en la llamada «Operación City». El despacho de abogados Nummaria y sobre todo Fernando Peña, responsable del mismo, llevaban las cuentas y asesoraban a ambos actores y a la productora de «Cuéntame».

Bernardeau reitera que «las cuentas de Ganga no están bloqueadas y las de Ana Duato tampoco». De hecho, TVE, como ente público que es, exige a cada empresa con la que trabaja un certificado de Hacienda que garantice que están al corriente de sus obligaciones fiscales. Y desde la cadena aseguran que la productora Ganga ha cumplido con este requisito todos los años.

El marido de Duato dice estar «noqueado» y «desbordado» por la situación. «El enfado que tengo es tremendo» porque de verdad que «no soy tan pesetero» y «toda esta basura que arrojan contra la serie no es normal. En quince años sólo hemos tenido dos problemas, uno con Pilar Punzano, y el otro con un informático». En la serie hay 200 personas trabajando: «Pregunta a la gente que colabora con nosotros. Esto es una barbaridad, y el daño que están haciendo, es tremendo», añade.

Bernardeau asegura que «nunca he tenido una cuenta en Panamá y tampoco en paraísos fiscales, y si trabajamos en TVE, todo lo que ganamos está declarado en la Hacienda Pública». El dueño de Ganga explica que su mujer tuvo un problema con Hacienda y «hace tres meses que pagamos la multa con sus intereses correspondientes, y regularizó su situación».

El productor pide «comprensión y respeto por nuestra intimidad» porque «tenemos niños pequeños. Ayer mi hija lloraba y le preguntaba a su madre si era verdad que iba a ir a la cárcel», afirma. Su abogado le recomienda paciencia. Los tranquiliza y dice que aparecen en el caso porque eran clientes de Nummaria. «No puede haber nada en contra de nosotros», reitera, y continúa: «A Fernando Peña siempre le hemos dicho que, como asesor nuestro que era, todo lo hiciera con la máxima transparencia y legalidad. Por lo tanto, Ana no se puede enterar de algo que no ha hecho».

Bernardeau explica que se pusieron en las manos de Nummaria porque Peña estaba detrás. «Pertenecía a la Academia de la Televisión, había sido inspector de Hacienda... pero, si yo llego a saber que había sido indultado por el PSOE en 2009, no entro es ese despacho ni borracho», afirma. Hoy a las diez de la mañana está citado Fernando Peña en la Audiencia Nacional. Cuando detuvieron a los miembros del despacho Nummaria, Peña se encontraba fuera de España, en Etiopía. Está acusado de un fraude fiscal de quince millones de euros.