Matías Prats: «El mejor logro es la credibilidad»

El presentador de Antena 3 Noticias ha sido galardonado con el Premio Nacional de Televisión 2017.

El periodista Matías Prats Luque
El periodista Matías Prats Luque

El presentador de Antena 3 Noticias ha sido galardonado con el Premio Nacional de Televisión 2017.

Por un día, Matías Prats se ha convertido en noticia. Sucedió ayer a media mañana, cuando el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Fernández de Vigo, le llamó para decirle que acababa de ganar el Premio Nacional de Televisión 2017. «Me senté y pensé: ‘‘Ay, papá, ¿quién te iba a decir a ti que tu hijo ganaría este galardón...’’». Por supuesto, se refiere a Matías Prats Cañete, el que le enseñó que en esta profesión «lo importante es no defraudar. Mi misión es contar las cosas a los demás con rigor y tratar a los espectadores con respeto. Tuve un gran profesor», comenta el periodista de Antena 3 desde 1998 y que ahora presenta la edición de «Noticias Fin de Semana».

Creatividad y cercanía

El jurado que otorga el galardón ha destacado «su trayectoria profesional» –este año ha alcanzado la vertiginosa cifra de 9.000 informativos presentados– y «su creatividad y cercanía en el modo de transmitir la actualidad histórica». Su voz ha narrado la proclamación del Rey Emérito, el 23-F –«¡Es verdad!, ya no me acordaba que conté cómo salía Tejero del Congreso», comenta–, la guerra del Golfo, la caída del Muro de Berlín, los atentados del 11-S, la muerte de Adolfo Suárez, la coronación de Felipe VI y todos los acontecimientos deportivos, entre ellos, nueve Juegos Olímpicos. Prats afirma que el mejor patrimonio que tiene un periodista es la credibilidad, que «no se consigue en muchas ocasiones, aunque hay un elemento primordial para lograrlo: la pervivencia en antena, que te dejen demostrar que abordas la información con rigor, honestidad e imparcialidad. He narrado lo que sucede sin deteriorar su esencia ni engañar a la opinión pública. A mí me han dado todo este tiempo para cumplir con mi cometido. No he estado parado nunca, ni siquiera en mi etapa en TVE, donde a los gobiernos de turno les gusta rotar las caras. He tenido mucha suerte».

Su recuerdo más grato fue, como era de esperar, los Juegos Olímpicos de Barcelona porque «situó a nuestro país en el mapa. Los jóvenes no pueden entender ahora el empujón que supuso para la imagen de una España moderna y rompedora. Y además todo salió muy bien. La cobertura televisiva que se hizo, los directos con mi querida Olga Viza y, por supuesto, los deportistas. Todas las noches entrevistábamos a un medallista o a varios, algo inédito», recuerda.

A pesar de su experiencia, a Matías Prats le pilló la masacre del 11-S con el pie cambiado. Como a todos. A las 15:03 hora de España el primer avión embistió la Torre Sur. En ese momento estaba presentando el informativo en Antena 3. Con cara de estupor, intentaba explicar lo que estaba pasando. «Era una imagen impactante y estaba tan desconcertado como los espectadores. Lo primero que había que hacer era narrarlo con la mayor tranquilidad posible y empezar a ordenar las noticias que nos llegaban. Fueron 10 o 12 horas en directo en las que estuve muy arropado por los compañeros de Antena 3», explica.

Cuatro décadas después, no se siente cansado y está orgulloso de la profesión que eligió: «Soy feliz y he cumplido con mi obligación, que no es otra que transmitir los datos que van llegando a la redacción. Soy un presentador, nunca tuve la ambición de ser un columnista de opinión y, creo que ha sido un acierto». Llama la atención que durante toda la entrevista hable en pasado, como si ya diese por terminada su carrera. Todo lo contrario. «Conservo la ilusión por mi trabajo», culmina Prats, que, antes del Nacional, ya había sido reconocido con dos premios Ondas y ocho premios de la Academia de televisión, entre otros.