Polémica por el alto sueldo de los directivos de la RAI

Los italianos deben pagar 100 euros al año por su televisión pública

Antonio Campo Dall’Orto y Monica Maggioni, director y presidenta de la RAI, respectivamente
Antonio Campo Dall’Orto y Monica Maggioni, director y presidenta de la RAI, respectivamente

Los italianos deben pagar 100 euros al año por su televisión pública

En el momento en el que los italianos van a pagar la primera parte del canon de la televisión pública, la Radiotelevisione Italiana (RAI), a través de la factura de la luz, el ente audiovisual italiano ha publicado en internet el listado con los directivos que ganan más de 200.000 euros anuales y los colaboradores externos por encima de 80.000 al año. Esta información se ha conocido gracias a una nueva ley que obliga a la transparencia dentro de las empresas públicas.

En el país transalpino suele ser recurrente el debate sobre la excesiva retribución de los directivos de la televisión pública italiana. Según Giorgia Meloni, del partido Hermanos De Italia, «se necesitan 6.500 familias para pagar el sueldo del director general de la RAI, Antonio Campo Dall’Orto, que gana 650.000 euros al año». Sin embargo, la presidenta del ente público, Monica Maggioni, quien percibirá 270.000 euros en 2016, defiende otra lectura: «Es muy importante que la primera gran empresa pública italiana, y la segunda en Europa detrás de la BBC, publique en línea una tal cantidad de informaciones».

w sueldo presidencial

El director general, Campo Dall’Orto, ha declarado que «la transparencia no es sólo una obligación, sino una ocasión única para aumentar el valor de la empresa». En lo que se refiere a la RAI, suelen ser objeto de polémica no sólo quienes ganan mucho, sino quienes perciben importantes sueldos incluso habiendo sido «aparcados» por anteriores administraciones.

«En una gran democracia como es Italia, no es posible que el director general de la RAI gane seis veces más que el presidente del Gobierno. Si esta dirección continúa por esta vía, ésta será la que allanará el camino hacia la privatización de la RAI», explica el ministro del Interior italiano, Angelino Alfano. Coincide que los directivos que el ministro critica son los mismos que han sido elegidos por el propio jefe del Gobierno, Matteo Renzi.

Con la nueva estrategia de éste, el canon de la RAI se ve reducido para que más gente lo pague. Así pues, actualmente, la cifra total de la tasa obligatoria para disfrutar de la radiotelevisión pública es de 100 euros, repartidos a lo largo de seis meses e insertados en la factura eléctrica. Tal estrategia debería garantizar un mayor volumen de recaudación.