«Seinfeld: la nada más rentable»

Un libro de reciente publicación en EE UU recrea el universo de la comedia que hizo historia en la década de los noventa

La serie se estrenó en 1989 y durante nueve años cosechó las mayores audiencias de la televisión norteamericana
La serie se estrenó en 1989 y durante nueve años cosechó las mayores audiencias de la televisión norteamericana

Un libro de reciente publicación en EE UU recrea el universo de la comedia que hizo historia en la década de los noventa

La editorial norteamericana Simon & Schuster acaba de publicar «Seinfeldia: How a Show About Nothing Changed Everything», escrito por la periodista especializada en cultura popular y series. Jenniffer Keishin Armtrong. «Seinfeldia: Cómo una serie sobre la nada lo cambió todo», que sería la traducción al español, es un interesantísimo ensayo que desgrana y analiza las claves que dieron lugar a la conocida comedia de los noventa. Una historia que comenzó discretamente en 1989 y se despidió en 1998, con una de las mayores audiencias de la historia de la televisión norteamericana.

- Desde el club de cómicos

Todo comenzó, quizá, a finales de los 80, cuando la persistencia del mánager de Jerry Seinfeld dio sus frutos y consiguieron una reunión con el jefe de la NBC. Hasta entonces, el cómico neoyorquino actuaba en clubs nocturnos de Manhattan y participaba en «late-shows». Su relación con la ficción televisiva era esporádica, aunque sentía un verdadero interés por el género. Sin embargo, tras sus primeros fracasos, Seinfeld se convenció de que, si iba a participar en una serie de televisión, lo haría siendo él mismo, y así lo expresó en la reunión.

Al igual que en la famosa comedia de la NBC, donde el peso de la serie lo cargan el propio Seinfeld y su amigo George Costanza, la responsabilidad de la producción no fue sólo cosa del hombre que le dio nombre. Y «Seinfeld» no habría existido si el cómico protagonista no hubiese conocido en el Catch Rising Star a otro de los grandes nombres de la escena cómica norteamericana, Larry David. Sus orígenes, su humor observacional y sus particularidades a la hora de socializar o afrontar la fama les convirtieron en amigos rápidamente, dando lugar a uno de los dúos creativos más famosos de la televisión moderna.

Juntos llevaron sus vidas y sus preocupaciones a la pantalla, Jerry siendo él mismo y Larry volcando sus intereses en el personaje que interpretaría Jason Alexander, Costanza. El vecino desequilibrado basado en el cómico Kenny Kramer, que vivía en el mismo edificio de Larry, y el necesario espacio para un papel femenino, de la mano de Elaine, completaron el cuarteto más famoso y estrafalario de la televisión reciente, que, lejos de caer en el olvido, gana interés y aficionados con el paso del tiempo.

Porque gracias a la reemisión de «Seinfeld» en otras cadenas y la millonaria compra por parte de Hulu de la producción, entre 1998 y 2014 la ficción generó más de 3.000 millones de dólares. Una cifra nada desdeñable para la serie que pasó a la historia de la televisión como la serie sobre la nada.