Desarticulados dos experimentados grupos de atracadores de bancos

Imagen de las armas de fuego incautadas en la operación
Imagen de las armas de fuego incautadas en la operación

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Sevilla dos grupos de experimentados atracadores de bancos. Los cinco detenidos, varones de más de cincuenta años, son presuntamente responsables de tres atracos a sucursales bancarias de la capital andaluza. Tres de ellos acumulan una extensa experiencia delictiva, más de 50 años de prisión y actuaban siempre con armas de fuego. En la operación, los agentes intervinieron una escopeta, un subfusil ametrallador, una pistola, un revólver, un chaleco antibalas y dos placas policiales falsas. Parte de estas armas eran guardadas en un piso vinculado al clan de "Los Perla", algunos de cuyos miembros fueron ya detenidos por la Policía el pasado agosto por la muerte de una niña de siete años en un tiroteo.

La primera de las investigaciones tenía como objeto el esclarecimiento de los robos cometidos en dos sucursales bancarias del distrito centro, uno ocurrido en septiembre de 2012, en la calle Resolana, y otro, seis meses después, en la avenida Menéndez y Pelayo. En ambos atracos el «modus operandi» fue la intimidación con armas cortas de fuego por parte de dos varones que ocultaban su rostro con sombreros y gafas de sol y que huyeron hacia el interior del distrito.

Las diligencias de investigación desarrolladas permitieron identificar a estas personas, así como a un tercer integrante del grupo criminal que se dedicaba a conducir durante los golpes. Establecidos diversos dispositivos de vigilancias y seguimientos discretos, se procedió a su detención y a la de una cuarta persona, un narcotraficante, en el momento en que éste les daba "un pase"de cincuenta gramos de cocaína. En esa misma actuación se intervinieron también las armas usadas en los atracos, una pistola semiautomática del calibre 9 mm. parabellum y un revólver del 22. La segunda de las investigaciones estaba destinada a esclarecer el atraco de una sucursal en Cardenal Bueno Monreal perpetrado en noviembre.

Las pesquisas iniciales estaban centradas en la motocicleta empleada por el autor para huir tras cometer el robo, vehículo sustraído, recuperada al día siguiente por los agentes. Las descripciones sobre el aspecto de toxicómano del autor y su ostensible falta de algunas piezas dentales, también fueron investigadas por los agentes, así como la ruta de escape hacia las Tres Mil Viviendas. Identificado el autor tras las primeras diligencias de los agentes del Grupo de Atracos, se constataron los lazos familiares de éste, sus hijos y sobrinos, con el conocido clan implicado en el tiroteo con resultado de muerte de una menor este verano en la referida barriada sevillana, "Los Perla".

De este modo, se descubrió un piso, custodiado por el investigado, donde dicho clan guardaba aún armas de fuego cortas y largas y un chaleco antibalas tras su ajuste de cuentas con el clan "Los Marianos".