Detenidas cuatro personas por la sustracción de 6.000 árboles ornamentales en una finca de Cieza

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco del 'Plan contra las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas', ha desarrollado una investigación dirigida al esclarecimiento del robo de 6.000 árboles ornamentales de una finca de Cieza, que se ha saldado con la detención de cuatro personas como presuntas autoras de los delitos de hurto y contra la flora y la fauna, así como con la recuperación de la totalidad de los árboles sustraídos.

Las actuaciones se iniciaron cuando el propietario de una finca, ubicada en Cieza y antiguo vivero en desuso, denunció la sustracción de 6.000 árboles ornamentales de diferentes especies, 700 de los cuales pertenecen a especies catalogadas como protegidas, para cuyo arranque y transporte es necesaria la correspondiente autorización administrativa. El denunciante puso en conocimiento de la Guardia Civil que gran parte de la plantación sustraída iba a ser donada al Ayuntamiento de Cieza para el nuevo paseo ribereño del municipio, según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

Las primeras indagaciones han conducido a efectivos de los Equipos ROCA (contra robos en el campo) de la Benemérita hasta el anterior propietario de la finca que aparecía relacionado con la venta de árboles ornamentales, de otras fincas de su propiedad, a un vivero de la localidad de Lorca.

Puestos a la venta en Lorca

Los investigadores se han desplazado al citado vivero para inspeccionar sus instalaciones y verificar la legal tenencia de las plantas y árboles. Esta inspección ha resultado positiva al hallar la totalidad de los árboles sustraídos de la finca de Cieza, seis mil árboles ornamentales, entre los que se encuentran moreras (Morus alba), álamo blanco (Populus alba), álamo negro (Populus nigra) y almez (Celtis australis) que, presuntamente, habían sido vendidas por el antiguo propietario de la finca expoliada en Cieza, sin el consentimiento del nuevo titular.

Los árboles habían sido replantados y se encontraban en macetas individuales dispuestos para su venta por lo que han sido incautados y devueltos a su legítimo propietario. La investigación ha culminado con la identificación de las personas relacionadas con el arranque, el transporte y la puesta a la venta al público de las plantas sustraídas -cuatro varones, vecinos de Lorca, Totana y Valencia, con edades comprendidas entre los 33 y 50 años- que han sido detenidas como presuntas autoras de los delitos de hurto y contra la flora y fauna.

Los arrestados, los árboles intervenidos y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Cieza (Murcia) y de la Fiscalía de Medioambiente de Murcia.