¿Dónde está el filtro del aceite?

2.000 alumnos estrenaron ayer el nuevo modelo de examen del carné de conducir, que incluía preguntas básicas sobre el mantenimiento del vehículo

Jorge, uno de los jóvenes que consiguió, en la mañana de ayer, superar el nuevo examen práctico la primera vez que se presentaba
Jorge, uno de los jóvenes que consiguió, en la mañana de ayer, superar el nuevo examen práctico la primera vez que se presentaba

Fernanda se presentaba por cuarta vez. Y aprobó. Los nervios no pudieron con ella. Tampoco que ayer se estrenara un nuevo examen práctico y que el examinador le pudiera preguntar por la localización de la varilla del aceite, la comprobación del líquido refrigerante o el estado de los neumáticos. «Lo importante es ir seguro, porque en realidad no varía mucho el examen», respondía la joven al ser preguntada por la dificultad de la prueba práctica. Su explosión inmediata de jubilo se dosificó al saber que sus cuatro compañeros suspendieron, «pero seguro que la próxima vez les toca a ellos», aseguró.

Incertidumbre por parte de los profesores y nervios por parte de los alumnos era lo que se vivía ayer en el primer día de las nuevas pruebas de los exámenes de tráfico. Aun así, el discurso era el mismo según alumnos y profesores: «El examen no es más complicado», de hecho, de los 2.000 alumnos que se presentaban en toda España aprobaron más o menos la mitad, tónica general antes de la nueva normativa, según la DGT. Óscar, profesor de la autoescuela López Rubio, se iba contento del centro de exámenes de Móstoles, puesto que de los cuatro alumnos que llevaba a pasar la prueba de fuego, tres aprobaron. «Ha cambiado poco, al principio las preguntas básicas que todos deben conocer; como el estado de los neumáticos y poco más, puesto que la conducción autónoma se hacía antes como prueba piloto», señaló. En cuanto al examen teórico, Alba, que se presentaba por segunda vez, comentaba que «es más fácil; además, las preguntas son iguales». Eso sí, hacía hincapié en la lentitud de las pantallas táctiles, instaladas en 24 jefaturas provinciales.

Juan, profesor de la autoescuela Iberia, quiso aconsejar a todos los futuros alumnos que «vayan a una autoescuela en la que se les garantice dar las clases teóricas, que es la única manera de aprenderse el libro. Ir a autoescuelas en las que se dedican a enseñarles los test de memoria no tiene sentido». Así, destacaba que «quienes estén acostumbrados a usar el libro no notarán el cambio».

En relación a la notificación del resultado por parte del examinador, Carlos León, de la autoescuela León, indicó que «el alumno antes tenía dudas sobre en qué había fallado, y por eso la explicación es bastante positiva». Así, estos nuevos conductores recibirán en sus domicilios el nuevo carné europeo en un tiempo estimado de al menos tres semanas.