Estudiantes representan el modelo de Naciones Unidas y proponen soluciones a los retos del mundo

La Institución Educativa SEK -Universidad Camilo José Cela y Colegios Internacionales SEK- con el patrocinio de Santander Universidades y la colaboración de UNICEF Comité Español, organiza la IX Edición de SEKMUN, iniciativa pionera en nuestro país, que reúne a jóvenes estudiantes internacionales que representan el modelo Naciones Unidas. SEKMUN se desarrollará en el Senado de España desde hoy hasta el miércoles 25 de marzo.

En la inauguración de SEKMUN de esta mañana han participado entre otros el vicepresidente del Senado, Juan José Lucas Giménez, la presidenta de la Institución Educativa SEK, Nieves Segovia, el presidente de UNICEF Comité Español, Carmelo Angulo, el director de Santander Universidades, Pedro Alonso Gil, el rector de la Universidad Camilo José Cela, Eduardo Nolla, y la secretaria del IX Encuentro SEKMUN y alumna de 2º de Bachillerato de los Colegios Internacionales SEK, Alba Orche García.

SEKMUN es un proyecto educativo-cultural en el que participan, en esta edición, más de 300 estudiantes de ESO y Bachillerato de siete colegios internacionales: Colegios Internacionales SEK, British Council de Madrid, Saint Georges de Madrid, OAK House de Barcelona, Beykent School de Turquía, Colegio Arji de México y Colegio Juana Manso de Argentina.

Simulacro de Naciones Unidas aplicado a la Educación

Los alumnos han tenido que preparar a lo largo de este curso la postura que defenderán ante lo distintos temas en representación a los países que se les ha asignado. En el contexto de las Naciones Unidas y su sistema organizativo, los alumnos representan un rol, actúan como “delegados” del país y participan en los órganos de Naciones Unidas representados: la Asamblea General, el Consejo de Seguridad, la Junta Ejecutiva de UNICEF, ECOSOC, Human Rights Council y la UNESCO.

Los temas de debate que se tratarán en estas tres jornadas de SEKMUN son problemas reales y de actualidad como la trata de personas, la cooperación internacional contra el problema mundial de las drogas, el comercio internacional, la utilización del espacio ultraterrestre con fines pacíficos, asistencia internacional a los refugiados, repatriados y desplazados por motivos políticos, creencias y religión y la violencia contra los niños.

En este simulacro de Naciones Unidas aplicado a la Educación, los jóvenes son capaces, a través de un punto de vista diferente, de plantear los retos del mundo actual y sus posibles soluciones. Se trata de un enfoque diferente para ofrecer a los temas de actualidad una orientación innovadora, esencial para el futuro que ellos mismos van a tener que construir.

Al mismo tiempo, los estudiantes desarrollan su capacidad de persuasión, oratoria, negociación, redacción e investigación de los temas, siempre bajo las directrices y normas marcadas por el organismo internacional. Al representar un papel y actuar como delegados del país que se les ha asignado, intervienen en debates, hablan en público, participan en negociaciones y elaboran documentos y materiales.