Promoción mundial

La Razón
La RazónLa Razón

En el estudio «Comparación Internacional del Sistema Universitario Español» se exponen una serie de indicadores que ofrecen una fotografía de la situación de nuestro sistema universitario respecto de los principales sistemas de Europa. Los resultados muestran que nuestras universidades gozan de una buena salud y una buena posición respecto al resto de países analizados. Si bien hay cuestiones en las que destacamos notablemente, especialmente si tenemos en cuenta los menores recursos de los que dispone nuestro sistema frente al resto, también presentamos algunas debilidades.

La más destacada es el escaso porcentaje de alumnos internacionales (2,8%) sobre el total de estudiantes, pese a que somos el principal emisor y receptor de estudiantes Erasmus. Como principal responsable de CRUE Universidades Españolas, es mi deber hacer autocrítica y reconocer lo negativo del dato. Es cierto que nos queda camino por recorrer en la mejora de nuestra oferta de titulaciones en otros idiomas extranjeros que faciliten la integración de alumnos extranjeros. Pero no podemos hacer exclusiva de las universidades esta responsabilidad. Es necesario que universidades, Gobierno Central, Comunidades Autónomas, Embajadas, Empresas, etc. trabajemos conjuntamente para dar a conocer las bondades, que son muchas, de nuestro sistema universitario, y que se reduzcan los trámites administrativos y burocráticos que faciliten la llegada de talento extranjero.

Decía que nuestras universidades gozan de buena salud, y lo vemos en el hecho de que pese a que los recursos que se destinan tanto a I+D+i como a Educación Superior, son muy inferiores a la de países como Dinamarca, Suecia, Reino Unido, Países Bajos, Francia o Alemania, entre otros, las universidades españolas son líderes en producción científica. Además, según el ARWU, el 85% de nuestras universidades conforman el 5% de las mejores del mundo. Este hecho es en el que tenemos que incidir todos los agentes implicados en la promoción de nuestras universidades a nivel mundial, y dar a conocer, sin complejos, las fortalezas de un sistema que forma a profesionales bien formados que son bien considerados internacionalmente.

*Presidente CRUE Universidades Españolas