Sin casilla para pedir estudiar en castellano en las aulas catalanas

Madrid- Los últimos alumnos en arrancar las clases fueron ayer los catalanes. Y lo hicieron con polémica incluida por la entrada en vigor de la Lomce. Así, el ministro de Educación, José Ignacio Wert, recordó ayer que Cataluña ha de cumplir con la legislación estatal mientras el Tribunal Constitucional no se pronuncie sobre el recurso presentado contra la Lomce. «Si existe invasión competencial, como afirman, tienen un camino para que sea el intérprete supremo de la Constitución, el Tribunal Constitucional, el que determine si ha habido o no invasión competencial, pero, hasta entonces, hay que cumplir la legislación estatal».

Preguntado sobre cuántas familias en Cataluña han solicitado una plaza en un centro escolar privado para poder así estudiar en castellano como lengua vehicular en un porcentaje razonable tal y como permite la nueva ley, Wert ha asegurado no disponer de estos datos. El motivo es que «en el formulario de preinscripción no existe una casilla específica para que las familias puedan expresar esta opción». Por eso, «estamos hablando de una acción por parte de las familias que se dirigen a la Alta Inspección del Estado que les remite a solicitar una cuestión on-line. De modo que estamos en una fase que no nos permite saberlo, pero en pocas semanas se sabrá».

Respecto a su valoración sobre que algunas autonomías hayan optado por reforzar las asignaturas troncales o por incluir materias nuevas (como Educación Creativa o «Badajoz») Wert ha preferido no entrar en polémicas al afirmar que «me pueden parecer más o menos atinadas para mejorar la situación educativa, pero no opinaré nunca sobre ellas». Tras ello ha asegurado que está «convencido de que las autonomías cumplirán con la Lomce, que lo apliquen con más o menos entusiasmo, es una dimensión en la que no voy a entrar».