El 51% cree que no se respeta a los mayores

Las personas de mediada edad, los más conscientes (92,5%) de ese peor trato con respecto a generaciones anteriores

Las personas de mediada edad, los más conscientes (92,5%) de ese peor trato con respecto a generaciones anteriores.

Compromiso, solidaridad, cariño, renuncia, esfuerzo... En la atención a las personas mayores se dan todos estos comportamientos, sentimientos y muchos más. En la sociedad del bienestar, al igual que se ha logrado facilitar el acceso a la educación y la sanidad para todos, al igual que se legisla en favor de la infancia, se ha de planificar la atención y cuidado de aquellos que se encuentran en el ramo final de su vida. El cuidado de una persona mayor implica múltiples y variadas tareas y responsabilidades, así como grandes dosis de tiempo y esfuerzo, características que hacen imposible que dicha situación pueda ser asumida sin problemas por una sola persona. Quizá por eso, en los últimos 50 años ha cambiado la percepción de la población española sobre el trato que se brinda a estas personas. De hecho, las residencias de mayores han pasado de ser mal valoradas a ser consideradas una necesidad: hasta un 83,2% de media apoya y apuesta por las residencias de ancianos. Algo que sube hasta el 88,1% entre los mayores de 55 años. Por otro lado, y ante la imposibilidad de conciliar trabajo y familia, los abuelos se han convertido también en un eje sobre el que construir las familias modernas: hasta un 87,3% afirma que su papel es esencial en las familias actuales. Algo que, además, se ha hecho especialmente patente en los superados momentos de crisis económica, cuando los abuelos ayudaban con su pensión a sus hijos y nietos. Con todo, existe mala conciencia sobre el trato a los ancianos, algo que es especialmente relevante entre los más jóvenes, pues un 52,6% lamenta que no se les respeta y considera como se merecen.