El padre de Nadia, sin defensa

Su abogado le dejará después de que hoy preste declaración. Las fotos de contenido sexual fueron tomadas cuando la niña tenía seis años.

Su abogado le dejará después de que hoy preste declaración. Las fotos de contenido sexual fueron tomadas cuando la niña tenía seis años.

Alberto Martín, el abogado que se ha encargado hasta ahora de la defensa conjunta de los padres de Nadia, se centrará únicamente en la de Margarita Garau una vez que el padre, Fernando Blanco, declare hoy en relación con las acusaciones de provocación y explotación sexual. Según dice, aunque la defensa colectiva «no es incompatible» porque los progenitores «no son enemigos», este cambio de rumbo en la estrategia responde a lo que se considera más «conveniente» para el bienestar de la menor, que es, además, lo que han pedido los padres. «Es la progenitora la que está con ella y es la que más posibilidades tiene de recuperar la patria potestad», explica. Además, el letrado ha reconocido que, a medida que avanzan los hechos, se deducen grados de implicación «distintos» de cada investigado, variando así «el calibre y la munición de los argumentos que hacen falta».

De todos modos, Martín ha querido recalcar que este paso nada tiene que ver con las últimas acusaciones que se han sumado al caso. «No queremos que parezca que, justo ahora que esto se complica y se produce esta nueva imputación, nosotros damos un paso atrás». El abogado se refiere así al hecho de que se haya hecho público el hallazgo de imágenes de la niña de presunto contenido sexual. Asimismo, ha querido expresar su sorpresa ante la divulgación de estas informaciones el mismo día previsto para que los magistrados dictaran una resolución del recurso interpuesto contra el auto de prisión de Fernando Blanco y un mes después de que las fotografías fueran recuperadas de un pendrive de éste por los Mossos d’Esquadra, aunque evitando señalar una posible intencionalidad.

Por otra parte, ayer, fuentes judiciales revelaron a Europa Press que Nadia tenía seis años cuando se tomaron las imágenes incautadas. Según el abogado de la defensa, el padre, al que la Audiencia de Lérida ha acordado mantener en prisión, «está escandalizado» y niega cualquier carácter pornográfico relativo a las comprometidas instantáneas que, según dice, pertenecen exclusivamente a un «ámbito personal, sanitario, dentro de la propia familia y de su propia intimidad». Su mujer se muestra igualmente atónita ante estas últimas acusaciones y, de acuerdo con su abogado, está muy preocupada por si llegan a oídos de la pequeña ahora que está escolarizada.

Además, en referencia a una de las imágenes en la que supuestamente se identifica a los padres de Nadia manteniendo relaciones íntimas y unos pies que podrían pertenecer a la menor, Martín, aunque no piensa que la pareja se grabase en ese tipo de situación, sostiene que «nunca se sabe si un día, puntualmente, hace un tiempo cuando la niña tenía una edad física de cinco o seis años y mental de cuatro y a lo mejor estaba dormida, tuvieron ese punto de intimidad».